Tipos de reproducción asistida: técnicas revolucionarias

Clínica PedrosaReproducción asistida y fertilidad

¿Qué es la reproducción asistida?

La reproducción asistida engloba todo el conjunto de métodos y tratamientos que se utilizan para conseguir un embarazo cuando existen dificultades para conseguirlo de forma natural. La reproducción asistida es una oportunidad para muchas personas que, sobre todo, por motivos de infertilidad no pueden cumplir su sueño de ser padres o madres. Además, los tipos de reproducción asistida facilitan a personas con pareja, homosexuales o personas solteras a que también puedan convertirse en padres o madres.

Tipos de reproducción asistida

tipos de reproducción asistida

Existen distintos tipos de reproducción asistida dentro de la definición general de reproducción asistida. A continuación, describiremos los tipos de reproducción asistida teniendo la procedencia del semen:

  • Inseminación Artificial Homóloga (conyugal): es uno de los tipos de reproducción asistida que se lleva a cabo con el esperma de la pareja.
  • Inseminación Artificial Heteróloga (de donante): es otro de los tipos de reproducción asistida que se lleva a cabo con semen de donante anónimo. 

¿Cuándo la reproducción asistida puede ser una opción?

Existen multitud de circunstancias que pueden llevarnos a valorar la reproducción asistida como la mejor opción para quienes desean tener hijos y no pueden hacerlo de manera natural, como:

  • Parejas homosexuales
  • Personas solteras
  • Parejas heterosexuales que, después de un año teniendo relaciones íntimas sin protección, no consiguen el embarazo deseado.

Métodos utilizados en la reproducción asistida

La reproducción asistida se podrá realizar teniendo en cuenta los diferentes métodos disponibles y que mejor se adaptan a las características del paciente. El método utilizado será valorado por los profesionales en reproducción asistida y fertilidad. A continuación, describiremos los métodos más utilizados:

Inducción de la ovulación

La inducción de la ovulación se lleva a cabo con la administración de hormonas para conseguir que el ovario produzca y expulse un óvulo porque la ovulación no ocurre de manera espontánea o es de mala calidad. Pero en algunos casos, se recomienda a mujer con ovulación normal para aumentar la cantidad de óvulos y así, favorecer las posibilidades de embarazo.

La clave de la inducción de la ovulación es simular el proceso natural mediante el cual el organismo femenino elimina un solo óvulo y que, por distintos motivos, no se lleva a cabo espontáneamente. Estos medicamentos deben ser siempre administrados bajo la supervisión de un especialista en reproducción asistida y fertilidad.

Inseminación Artificial

La inseminación artificial es una de las técnicas de reproducción asistida en Granada que más realizamos en nuestra clínica. El objeto de la inseminación artificial es acercar el esperma al óvulo para que resulte más probable que la fecundación tenga lugar ¿Cómo hacerlo? Mediante la inseminación de la muestra de semen directamente en el útero, sin necesidad de extraer el óvulo de la mujer, como ocurre en la inseminación in vitro.

Se realiza cuando la consecución del embarazo no puede conseguirse por medios naturales, es decir, a causa de alguno de los miembros de la pareja que sea estéril o presente alguna dificultad que lo impidan. Se lleva a cabo en tres pasos:

  1. Se estimula el ovario para aumentar la producción de óvulos y aumentar también las posibilidades de tener embarazos múltiples.
  2. Se prepara el semen seleccionando los espermatozoides más activos. La baja movilidad de sus espermatozoides es uno de los factores de riesgo en los hombres que impiden fecundar a su pareja.
  3. Por último se realiza la inseminación. En nuestra clínica de reproducción asistida en Granada realizamos el proceso de la manera menos invasiva posible, sin anestesia y se realiza en la misma clínica. Se suele realizar a los dos días del proceso de ovulación.

Cuando el semen es introducido en el cuerpo de la mujer, podemos decir que se ha llevado a cabo la inseminación artificial. Esto se realiza introduciendo una cánula plástica muy fina a través del cérvix o cuello uterino y dejando el semen en la parte superior del útero. Es un procedimiento que no dura más de 20 minutos y no resulta molesto para la paciente. Después, se sugiere que la mujer descanse durante un rato para así favorecer la circulación de los espermatozoides y la buscada fecundación del óvulo.

Es importante, conocer todo el proceso para no desanimarse en caso de no conseguirlo en la primera sesión. No es habitual que se logre al primer intento, y puedes seguir intentándolo sin pensar que no lo conseguirás. 

Algunos riesgos son:

Embarazo múltiple.

– Embarazo ectópico.

– Infección de aparto genital femenino o torsión ovárica.

– Ansiedad y/o síntomas depresivos, tanto en el hombre como en la mujer.

– Problemas en la relación de pareja.

Fecundación in Vitro (FIV)

La FIV, fecundación in vitro o fertilización in vitro, se diferencia de la inseminación artificial en que la fecundación del ovocito se produce fuera del cuerpo de la mujer, mediante fecundación convencional en laboratorio o mediante la microinyección de un espermatozoide, para posteriormente introducir el óvulo fecundado en el útero para su desarrollo. Se trata de una técnica que ofrece varias posibilidades y facilidades en Clínica Pedrosa. Cuando la fertilización ocurre, el embrión resultante es transferido al útero donde se implantará pasados unos días, mediante transferencia intrauterina. 

Etapas de la fecundación in Vitro:

  1. Estudio del caso y preparación de la pareja.
  2. Estimulación ovárica.
  3. Recogida de los ovocitos.
  4. Fertilización en Laboratorio: Cultivo de ovocitos, espermatozoides y embriones.
  5. Transferencia de los embriones a la madre.

¿Para qué casos está indicada?

– Esterilidad masculina.

– Esterilidad femenina.

– Esterilidad de origen desconocido (EOD).

– Fracaso repetido en diversos ciclos de inseminación artificial.

Microinyección Intracitoplásmitica de espermatozoides (ICSI): PIWA

PIWA Reproducción asistida

Es una técnica de reproducción asistida muy parecida a la fecundación in Vitro, con la diferencia de que la inseminación de los óvulos se lleva a cabo al introducir un espermatozoide en el interior del óvulo mediante una micro-aguja. Es un procedimiento que requiere de un equipo altamente tecnificado y costoso. Sin embargo, Clínica Pedrosa después de más de 20 años trabajando para ofrecer las técnicas mas innovadoras consigue desarrollar una técnica patentada y revolucionaria, la pipeta de sujeción ovocitaria PIWA.

Clínica Pedrosa a la cabeza de la fertilidad mundial. Nuestro afán por mejorar e innovar, con años de trabajo en equipo y pasión por nuestras pacientes, están dando sus frutos. En Clínica Pedrosa estamos liderando mejoras técnicas y tecnológicas hasta haber conseguido diseñar, ensayar y patentar un nuevo sistema de microinyección de óvulos, que facilita la entrada del espermatozoide y minimiza los posibles daños celulares durante las técnicas de reproducción asistida y fertilidad.

¿Para qué casos está indicada?

– Esterilidad masculina.

– Esterilidad femenina.

– Fracaso repetido de embarazo en diversos ciclos de fecundación in Vitro convencional.

– Fallo de fecundación de los ovocitos con FIV convencional.

– La realización del diagnóstico genético preimplantatorio (DGP) por alteraciones genéticas en la pareja o por la necesidad de conocer los embriones genéticamente normales.

– Esterilidad inmunológica con alto número de anticuerpos anti espermatozoides.

 

 

 

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…