Hay solución para las causas de infertilidad femenina

Clínica PedrosaReproducción asistida y fertilidad

causas de infertilidad femenina

Las causas de infertilidad femenina pueden venir dadas por múltiples razones, desde problemas físicos hasta psicológicos, en el que el estilo de vida puede tener una gran influencia en la imposibilidad de quedarse embarazada. Por ello, si se desea planificar un embarazo, es recomendable revisar el estilo de vida que se está llevando, ya que el estrés, o el consumo de alcohol o tabaco pueden suponer un riesgo en lograr el embarazo.

¿Cuándo hablamos de infertilidad femenina?

Se habla de infertilidad de la mujer cuando ésta no ha quedado embarazada tras un año en el que se han mantenido relaciones sexuales con asiduidad y sin protección. Es a partir del año, cuando el embarazo no se ha conseguido, el momento en que se puede determinar que existe un problema de fertilidad, por lo que habrá que ponerse en manos de profesionales que puedan determinar las causas de infertilidad femenina o masculina.

Aunque comúnmente se considera la infertilidad y la esterilidad como conceptos sinónimos (se tratan igual respecto a sus causas, síntomas y tratamientos), la realidad es que no son exactamente lo mismo. La esterilidad femenina es un problema relacionado con el óvulo, ya que impide la unión del mismo con el espermatozoide, o bien, se produce la unión pero el embrión no se consigue implantar. Por su parte, la infertilidad va referida a que es posible que se produzca la fecundación pero el embrión resultante no se desarrolla completamente y se produce el aborto. A pesar de estas diferencias, ambos problemas son tratados bajo el mismo punto de vista.

1 de cada 10 parejas sufren problemas para lograr el embarazo por lo que acuden a las técnicas de reproducción asistida para lograr el mismo.

¿Cuáles son las causas de esterilidad?

Los problemas en la ovulación son una de las principales causas de la infertilidad femenina. Cuando el ciclo de ovulación no se produce de forma regular puede deberse a los siguientes factores:

  • Desbalance de hormonas
  • Ciclos menstruales muy breves
  • Problemas de tiroides
  • Existencia de un tumor o quiste
  • Peso excesivo
  • Problemas o alteraciones en la alimentación
  • Estrés
  • Actividad o ejercicio muy intenso
  • Consumo de alcohol y/o drogas

El daño puede venir dado en las trompas de Falopio, las cuales pueden estar obstruidas tras sufrir alguna infección como la endometriosis, salpingitis, malformación tubárica, hidrosalpinx, intervenciones quirúrgicas, enfermedad inflamatoria pélvica, etc.

Otro factor que puede ser una de los problemas de infertilidad femenina es el cuello del útero, ya que pueden existir obstrucciones como los pólipos endometriales o los miomas que dificultan la fecundación. Además el moco cervical ayuda a que el esperma pueda desplazarse por el interior del útero, siendo un medio que le facilita su camino hacia el óvulo, de forma que cualquier alteración en el moco puede dificultar este proceso.

La edad en la mujer también influye en gran medida, a partir de los 35 años pueden comenzar los problemas para quedarse embarazada.

Los causas de infertilidad en la mujer son múltiples, pero hay que tratarlos de manera individualizada para elegir cuál es el mejor tratamiento para cada mujer

Existen otro tipo de factores que se producen en ambos sexos:

  • Esterilidad de origen desconocido: se produce cuando a pesar de realizar todas las pruebas oportunas, no se detecta la anomalía que produce la infertilidad.
  • Esterilidad inmunológica: se da cuando existen anticuerpos antiespermatozoides, o el Síndrome Antifosfolípido, que se produce cuando la mujer produce un estado de hipercoagulación, lo que le impide un funcionamiento normal de la placenta, por lo que finalmente se produce el aborto.
  • Factor psicológico: el estrés es un gran problema si se busca el embarazo. Las fuertes emociones y sentimientos por lograr el objetivo afectan negativamente en el desarrollo del proceso.
  • Vaginismo: se da cuando se impide la penetración y la eyaculación a causa de la contracción de los músculos perivaginales.
  • Factor genético: la herencia genética basada en alteraciones de los cromosomas pueden influir negativamente en la consecución del embarazo

¿Cómo se puede diagnosticar la infertilidad femenina?

Como se ha mencionado, si ha transcurrido un año en el que no se ha logrado el objetivo del embarazo, será necesario realizar un examen completo para determinar los problemas de infertilidad femenina. A ello se acompañará un análisis de la historia clínica para determinar los posibles factores que pueden contribuir a este problema.

Entre los métodos utilizados para detectar las causas de esterilidad en la mujer se destacan los siguientes:

  • Análisis de la orina y de la sangre con el objetivo de detectar posibles infecciones o problemas hormonales (como los relacionados con el tiroides).
  • Análisis a través de una muestra del moco cervical y del tejido.
  • Examen del suelo pélvico y de los senos.
  • Laparoscopia: se inserta en el abdomen para comprobar el estado de los órganos y detectar si existe alguna obstrucción.
  • Histeroscopia: es un pequeño telescopio con luz de fibra que permite detectar anormalidades en la cavidad uterina.
  • Ecografía.
  • HSG: se realiza una radiografía tras introducir un líquido de color en los tubos de Falopio, con lo que es más fácil detectar la obstrucción.

Tratamientos para las causas de infertilidad femenina

Las causas de esterilidad femenina pueden ser muy diferentes, por lo que cada caso es necesario abordarlo de manera individualizada, no existiendo un único proceso para todos los problemas de fertilidad. Se ha de realizar un protocolo de tratamiento personalizado, adecuado a los problemas que presente la mujer, o en su caso, el varón.

Con carácter general, los tratamientos de fertilidad se clasifican en los siguientes:

  • Coito programado: en los casos de problemas de fertilidad leve, se administran fármacos que estimulan e inducen la ovulación, programándose las relaciones sexuales.
  • Inseminación artificial: esta técnica de reproducción asistida se produce cuando la mujer es joven y el semen de la pareja es de buena calidad.
  • Fecundación in vitro: se acude a esta técnica para los casos de esterilidad más graves o cuando tras realizar varios intentos con la inseminación artificial, no se ha producido el embarazo.
  • Donar óvulos: si los óvulos de la mujer no son de calidad, será necesario acudir a los óvulos de una donante.
  • FIV con diagnóstico genético preimplantacional: se da cuando existe el riesgo de transmisión de una enfermedad hereditaria o la esterilidad tiene su origen en causas genéticas.

Gracias al desarrollo de la ciencia en este campo, se están consiguiendo grandes avances para que las parejas que lo deseen, logren concebir un hijo a pesar de las dificultades que puedan presentar. En Clínica Pedrosa disponemos de grandes profesionales que estudiarán el caso de manera individual para determinar cuál es la causa que impide el embarazo y el tratamiento adecuado para lograr conseguirlo.

Resumen
Hay solución para las causas de infertilidad femenina
Título
Hay solución para las causas de infertilidad femenina
Descripción
Los problemas de infertilidad femenina son múltiples pero han de ser tratadas de forma individualizada en función del caso que presente la mujer que no logra el embarazo. En Clinica Pedrosa hemos logrado que multitud de parejas alcancen su deseo de concebir un hijo, adaptándonos a la situación de cada uno de ellos.
Autor
Editor
BraunMarketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…