Tomar el sol durante el embarazo

Clínica PedrosaObstetricia y control del embarazo

El sol durante el embarazo

¿Has revisado tu tiempo de gestación y parte de tu embarazo tendrá lugar durante la época estival de verano? Para algunas mujeres pasar el embarazo en el verano supone hacerlo coincidir con el periodo de vacaciones y disfrutar de la posibilidad de salir a la playa, a la piscina o a la montaña. Pero para muchas otras mujeres embarazadas pasar parte de su embarazo durante el verano les conlleva multitud de dudas y preocupación. El factor común en esta época del año para todas las mujeres embarazadas es preguntarse, ¿es bueno tomar el sol durante el embarazo?

Sabemos que el sol aporta muchos beneficios si se toma con precaución y lo mismo sucede en el caso del embarazo. Para responder a todas las dudas sigue leyendo el artículo y conocerás todo acerca de las precauciones, beneficios y consecuencias que las mujeres embarazadas han de extremar y tener en cuenta para protegerse del sol mientras estás embarazada.

El sol durante el embarazo: ¿bueno o malo?

Estés embarazada de los meses que estés, seguro que estás dudando de si tomar el sol es bueno, malo o incluso lo más beneficioso para tu futuro bebé. Es cierto que el sol aporta muchos beneficios, pero siempre que se tome con precaución y lo mismo sucede en el caso del embarazo. Las mujeres embarazadas deben de extremar las precauciones del sol durante el verano, ya que la piel es extremadamente sensible.

Algunas de las propiedades beneficiosas del sol durante el embarazo son:

  • La relajación.
  • El bienestar psíquico.
  • La prevención de la fatiga.
  • El fortalecimiento de huesos (vitamina D).

Todos los beneficios anteriores favorecen a la futura mamá y al organismo del bebé, pero para no renunciar a tomar el sol de manera saludable, hay que ser prudentes y extremar las precauciones.

sol durante el embarazo

Algunas de las consecuencias de no tomar el sol durante el embarazo de manera adecuada y saludable son:

  • Cloasma o “máscara del embarazo”: manchas cutáneas por el cambio hormonal, manchas que pueden intensificarse por el efecto del sol y tardar más en desaparecer.
  • Exceso de calor.
  • Quemaduras en la piel. 

Consejos para la exposición al sol cuando estás embarazo

  • Utiliza crema de protección solar. Escoge un factor de protección adecuado a tu tipo de piel, alto (+50) incluso si eres de tez morena. Aplícatela media hora antes de exponerte al sol y renueva la crema cada dos horas o después del baño.
  • Evita las horas centrales del día, cuando el sol es más fuerte. Elige las horas más adecuadas, las primeras horas de la mañana o del atardecer. Al final del verano y en otoño, el sol es más suave y aún hace una temperatura agradable.
  • Asegúrate de pasar más horas protegida a la sombra.
  • Utiliza gorras y ropa ligera para protegerte de la exposición prolongada al sol, el exceso de calor y el sol directo en la cara.
  • Evita la hipertermia o aumento excesivo de temperatura, ya que puede afectar al feto y causar malformaciones.
  • No es recomendable estar tendida en una toalla al sol, aprovecha para dar paseos por la orilla del mar, estarás más fresca y facilitaras la circulación.
  • No te dejes engañar por días nublados o soleados de invierno. Incluso si no hace calor, sigues expuesta a los rayos UV de sol, por lo que lo mejor que puedes hacer es proteger las zonas expuestas al sol en cualquier momento del año.

Algunas mujeres embarazadas tienen dudas acerca de si usar bikini o bañador, pero ya hemos visto que es indiferente: utiliza lo que más te guste. El sol sí puede dar en la barriga, pero protégela con la crema adecuada y no prolongues tu exposición.

Como información a destacar, te diremos que si utilizas bikini, el sol en el abdomen podría oscurecer la línea alba, esa que suele salir en el embarazo y que recorre el centro de la barriga hasta el ombligo.

Beneficios del sol en el embarazo: vitamina D

vitamina del sol durante el embarazo

¿Sabías que los especialistas establecen que 10 minutos es lo que necesita la piel para sintetizar la vitamina D que ayuda a que el calcio se fije en los huesos?.

Seguro que has oído hablar sobre la vitamina D y su relación con el sol. Y es que, el 90 % de la vitamina D se genera tomando el sol, mientras que el 10 % restante tiene origen en la dieta, en productos como la leche, el huevo o el pescado azul.

¿Por qué es fundamental la vitamina D durante el embarazo? Diversos estudios demuestran las ventajas de esta vitamina en el desarrollo del bebé.

Esta vitamina además se relaciona con la prevención de enfermedades como la preeclampsia, la diabetes gestacional o la vaginitis bacteriana en la madre. En el bebé, la falta de vitamina D en el embarazo puede causar retraso del crecimiento intrauterino o infecciones respiratorias.

Los profesionales de Clínica Pedrosa te recomiendan beneficiarte de esta vitamina, cuidando de tus necesidades nutricionales en el embarazo y tomando el sol con precaución.

Consecuencias de no cuidar del sol mientras estás embarazada

Cáncer de piel

Protege tu piel. Las posibilidades de que los rayos UV acaben modificando el ADN de tu piel y que ese daño se convierta en cáncer aumenta con la exposición solar. Hasta un 300% han aumentado los diagnósticos de melanoma producido por el sol en los últimos 30 años. Es un dato que debes tener en cuenta estés o no embarazada.

Piel sensible

Puede que tu piel nunca haya tenido ninguna sensibilidad cutánea, pero al estar embarazada es muy probable que de repente aparezcan. Los cambios hormonales provocados por la gestación afectan especialmente a la piel.

Déficit de ácido fólico

Esta vitamina es la que se encarga de que tu organismo genere mucha más cantidad de sangre y riego sanguíneo durante el embarazo. Lo necesitas para que el embrión convierta sus células en órganos vitales. Pero también está asociada a la prevención de problemas neurológicos y de espina bífida porque el ácido fólico favorece la formación saludable de un sistema nervioso fuerte.

Evita pasar demasiado calor

La elevación de la temperatura en el cuerpo está ligada a malformaciones en la médula del bebé. Tomar el sol, eleva la temperatura de tu cuerpo varios grados.

Morena antes de tiempo

El sol durante el embarazo nos facilita el “moreno” en menos tiempo. Durante el embarazo las mujeres producen mucha más melanina de la habitual. Aunque te apliques una protección muy alta tardaras mucho menos en coger ‘color’. Por lo que te aconsejamos protegerte el doble y aplicar crema solar cada dos horas.

Resumen
El sol durante el embarazo
Título
El sol durante el embarazo
Descripción
El sol puede suponer un riesgo importante durante el embarazo pero también tiene beneficios que debemos saber. Conócelo en profundidad.
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…