¿Cuáles son los riesgos en el embarazo?

Clínica PedrosaGinecología y Salud de la Mujer, Obstetricia y control del embarazo

riesgos en el embarazo

Los riesgos en el embarazo son problemas de salud que se dan durante el período de gestación, pudiendo afecta a la salud de la madre, a la del bebé o a la de ambos. Es posible que estos riesgos aparezcan de forma más acusada cuando la mujer embarazada previamente ya padece problemas de salud. Otros simplemente, surgen durante el embarazo. Algunas de estas complicaciones son comunes, dándose en un porcentaje importante de embarazos, mientras que otras son de aparición más extraña.

Independientemente del carácter que tengan los riesgos en el embarazo, es necesario que la supervisión médica esté presente, ejerciendo un control más estrecho sobre la salud de la madre y del feto.

¿Cuáles son las señales de alarma de complicaciones en el embarazo?

Existen determinadas manifestaciones o síntomas que la mujer embarazada debe tener en cuenta y comunicar a su ginecólogo cuanto antes, ya que, sin ánimo de alarmar, es necesario evaluar para otorgarle un tratamiento precoz en el caso de que se trate de una complicación grave.

causas riesgos en el embarazo

  • Hemorragias vaginales (aunque sean leves)
  • Dolores de cabeza persistentes
  • Molestias en la zona de los riñones y el bajo vientre
  •  Vómitos, mareos o vértigo continuos
  • Molestias al orinar
  • Dolores de estómago
  • Problemas en la vista
  • Hinchazón de las articulaciones desde por la mañana
  • Fiebre
  • Reacciones alérgicas (estornudos, enrojecimiento de piel)
  • Cansancio excesivo
  •  Ausencia de movimiento por parte del feto (en el último trimestre)
  • Contracciones uterinas
  • Pérdida de líquido por la vagina

¿Cuáles son los causas que pueden provocar riesgos en el embarazo?

Los factores que determinan en mayor medida la posibilidad de sufrir alguna complicación en el embarazo se pueden clasificar atendiendo a varios criterios: si existen problemas de salud con anterioridad en la embarazada, según el estilo de vida que lleve la mujer gestante, las propias condiciones del embarazo y la edad.

Salud de la madre

Comenzando por los factores de salud de la futura madre, podemos destacar los siguientes:

  •  Presión arterial alta. Aunque supone un factor de riesgo no es determinante, de forma que muchas mujeres con presión alterial alta han tenido un embarazo sin ningún tipo de riesgo y el bebé ha nacido totalmente sano. Lo que sí es importante tener en cuenta en este aspecto es que si la mujer padece presión alterial alta, la misma ha de estar controlada. En caso contrario, sí se podrían prodicier daños en los riñones o que el hijo tenga un peso inferior a lo saludable.
  • Diabetes.  Al igual que ocurre con la tensión alterial, es de vital importancia tener un control sobre este aspecto para el caso de las embarazadas, ya que se pueden provocar defectos de nacimiento durante las primeras semanas de embarazo.
  • Síndrome del ovario poliquístico. Este tipo de afectación no sólo impide a la mujer en muchos casos quedarse embarazada sino que puede provocar graves problemas durante la gestación, dando lugar a altas tasas de aborto natural o  parto prematuro.
  • Enfermedad renal. En estos casos se requerirá tratamientos de carácter especial, alimentos y medicamentos que permitan llevar el embarazo a buen término a partir de un seguimiento médico adecuado a las circunstancias del caso.
  • Enfermedad autoinmune. Habrá que tener en cuenta el tratamiento médico que la mujer tiene ya que el mismo podría ser dañino para el futuro bebé.
  •  Tiroides. Es necesario tener bajo control esta afección ya que la misma podría producir en el feto una insuficiencia cardíaca y malformaciones.
  • Obesidad. Esta circunstancia puede conllevar a que la mujer desarrolle diabetes aumentando así los riesgos del embarazo y terminando en partos difíciles.
  • VIH/SIDA. El virus daña las células del sistema inmunitario, por lo que es más difícil hacer frente a las infecciones que puedan darse durante el proceso de gestación. Además, las mujeres pueden transmitir el virus al feto, tanto durante el embarazo como en el parto o posteriormente a través de la leche materna. Afortunadamente  existen tratamientos que reducen las posibilidades de transmisión.

Estilo de vidaestilo de vida en el embarazo

Respecto al estilo de vida de la gestante, es necesario señalar que se relaciona sobre todo con el consumo de alcohol  y tabaco.  El alcohol pasa directamente al feto a través del cordón umbilidcal, por lo que ello puede provocar un aborto, el nacimiento del niño muerto y el síndrome alcohólicio fetal  (FASD), que se exterioriza en rasgos faciales anormales, baja estatura y bajo peso corporal, trastorno de hiperactividad, discapacidades intelectuales y problemas de visión o audición.

Por su parte, el consumo de tabaco durante el embarazo puede desembocar también en un parto prematuro, a que existan defectos de nacimiento o que el bebé sufra una muerte súbita.

Por ello es necesario mantener hábitos saludables, como una dieta adecuada para embarazadas y realizar ejercicio físico (moderado) siempre que no esté contraindicado.

 Edad de la futura madre

En cuanto al factor de la edad, por un lado, si estamos ante un embarazo adolescente, existe mayor probabilidad de tener anemia y desarrollar presión alterial alta. Además, en algunos casos, el propio cuerpo de la adolescente no está físicamente preparado aún ni para el desarrollo del embarazo y ni para afrontar el parto (cuanta menos edad tenga la chica).

Por otra parte, consideramos el caso de las mujeres mayores de 35 años, que suelen correr más riesgos en el embarazo: bebés con transtorno genético, sangrado excesivo durante el parto, parto por cesárea, etc.

 Condiciones propias del embarazo

Por su parte, también las condiciones propias de la gestación como los que se exponen también determinan algunos los riesgos en el embarazo:

  • Embarazo múltiple. Cuanto estamos ante los casos de mellizos, trillizos o más fetos, el riesgo de que los bebés puedan nacer de forma prematura crece, además de que los niños nacidos de manera prematura tienen más posibilidades de sufrir dificultades respiratorias, siendo su peso también notoriamente inferior al que debería tener el feto en circunstancias normales. En muchos casos los medicamentos utilizados para aumentar la fertilidad provocan este tipo de embarazos. Hay que tener en cuenta además que la cesárea se hace presente en buena parte de los casos de embarazo múltiple.
  • Diabetes gestacional. Este tipo de diabetes es la que desarrolla la mujer cuando se ha quedado embarazada, por lo que es  necesario prestar una mayor atención a la dieta y al tratamiento indicado por el médico para que la misma no interfiera en el desarrollo del embarazo y por tanto, en la salud del feto. Si este tipo de afección no se controla, aumentan los riesgos de tener un parto más difícil, así como un parto prematuro, sufrir preeclampsia y la presión arterial alta.
  • Preeclampsia y eclampsia. La preeclampsia es un síndrome marcado por un aumento súbito de la presión arterial en una mujer embarazada después de las 20 semanas de embarazo. Puede afectar los riñones, el hígado y el cerebro de la madre. Si no se trata, la enfermedad puede ser mortal para la madre y/o el feto y causar problemas de salud a largo plazo. La eclampsia es una forma más grave de preeclampsia, marcada por convulsiones y coma en la madre.

Por lo ya visto, la información y el control médico adecuados al caso serán determinantes para que el embarazo se desarrolle sin ningún tipo de complicación.

Resumen
¿Cuáles son los riesgos en el embarazo?
Título
¿Cuáles son los riesgos en el embarazo?
Descripción
Los riesgos en el embarazo son una de las cuestiones que se plantean con más frecuencia por parte de las mujeres cuando van a tener su primer hijo. La información y el control médico adecuado determinarán que el embarazo se desarrolle sin ningún tipo de complicación.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…