Endometriosis: causas, síntomas y tratamiento

Clínica PedrosaGinecología y Salud de la Mujer

endometriosis

La endometriosis es una enfermedad desconocida para muchas mujeres, sin embargo, es responsable de la infertilidad en la mujer en el 25 – 50% de los casos, lo que supone un  porcentaje muy alto, afectando a más de 170 millones de mujeres en el mundo.

Se trata por tanto de una enfermedad muy frecuente que se presenta de a través de múltiples formas, por lo que su diagnóstico y tratamiento son más complicados que otro tipo de afecciones.

Para tener un mayor conocimiento de este tipo de patología, presentamos en qué consiste y los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrirla, así como las formas de diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una patología benigna (es decir, no es cancerígena) que se produce cuando el endometrio, que es la capa o tejido que recubre el interior del útero, crece fuera de él, produciéndose en órganos diferentes como los ovarios, los intestinos, el recto, la vejiga, u otra zona del suelo pélvico.

Aunque la endometriosis es una patología beninga, sí puede limitar en gran medida la calidad de vida de la mujer que la padece, por lo que es necesaria cuanto antes una actuación sobre la misma

El crecimiento del endometrio fuera del útero se manifiesta en forma de nódulos localizados, quistes en el ovario o también en forma de adherencias en otros tejidos.

Tipos de endometriosis

Con carácter general se suele realizar una distinción entre la endometriosis interna y la endometriosis externa:

  • Endometriosis interna: el crecimiento del endometrio se produce en la cavidad pélvica. Los ovarios son los órganos más afectados.
  • Endometriosis externa: el endometrio aparece en otro lugar fuera de la zona pélvica, como el intestino o el recto, aunque también existe la posibilidad de que aparezcan en zonas más alejadas.

Causas o factores de riesgo

No existe una causa clara o determinante para la aparición de la endometriosis, aunque las investigaciones apuntan a que parte del tejido del endometrio se puede desprender durante la menstruación y éste puede regresar a través de las trompas de Falopio hasta la pelvis, fijándose allí las células que lo componen.

Entre los agentes que pueden condicionar en mayor medida la aparición de esta afección podemos mencionar los siguientes:

  • Factor genético: existe mayor probabilidad si la madre o hermana también han sufrido endometriosis.
  • El período menstrual es abundante y tiene una duración igual o superior a siete días.
  • La regla comenzó a una edad temprana.
  • No haber tenido hijos.
  • Anomalías en el útero o en el aparato genital.

Por su parte, también existen factores que pueden ayudar a disminuir el riesgo de sufrir endometriosis. Uno de ellos es la administración de anticonceptivos hormonales, siendo los más populares las pastillas anticonceptivas, habiendo sido demostrado que las mismos logran reducir el riesgo de padecerla.

Síntomas de la endometriosis

síntomas endometriosisEn el 20 – 30 % de los casos la endometriosis no presenta ningún síntoma. Sin embargo, las partes de endometrio que se adhieren a otras zonas del cuerpo también responden a los cambios hormonales que se producen durante la menstruación y también sangran. Pero este sangrado no se expulsa fuera del cuerpo de la mujer, por lo que acaba provocando una inflamación en los tejidos en el que las células endometriales se han implantado. De esta forma, el síntoma más frecuente es el dolor en el abdomen, pelvis y parte baja de la espalda, dolor que se intensifica durante la regla.

Aunque en muchos casos la endometriosis es asintomática, sí que para otra parte de las mujeres el padecimiento de esta afección puede llegar a ser muy dolorosa, disminuyendo en gran medida su calidad de vida

Otras formas de manifestación son la lumbalgia, los trastornos intestinales como el estreñimiento y la diarrea, sentir dolor durante las relaciones sexuales, sentir cierto cansancio y fatiga, dolor y calambres menstruales (dismenorrea), reglas muy abundantes y duraderas, flatulencias, sufrir pequeñas pérdidas de sangre antes del período o entre ciclos menstruales, dolor al orinar e infertilidad.

Diagnóstico

Al no presentar unos síntomas claros, el diagnóstico de la endometriosis puede resultar algo difícil. Para llegar a tener la certeza de que la mujer sufre esta patología será necesario realizar un examen físico completo y examinar la zona pélvica. Las técnicas más frecuentemente empleadas son:

  • Ecografía: se trata de una prueba no invasiva que permitirá detectar si la endometriosis se encuentra en los ovarios, por lo que se utiliza sobre todo para la detección de quistes ováricos.
  • Resonancia magnética: es una prueba de imagen no invasiva que permite el diagnóstico en la pelvis.
  • Laparoscopia: en la prueba clave para el diagnóstico definitico. A través de la laparoscopia es posible ver el interior del abdomen y determinar si existen o no lesiones provocadas por el crecimiento del endometrio fuera de su zona.
  • Colonoscopia: permite diagnosticar la afección del colon.
  • Cistoscopia: permite diagnosticar la afección en la vejiga.
  • Biomarcadores de endometriosis: las últimas investigaciones van orientadas a tratar de obtener un diagnóstico a partir de un simple análisis de sangre o análisis de orina.

Tratamientos de la endometriosis

En función de la sintomatología que presente la mujer que sufre la endometriosis, se pueden distinguir diferentes áreas de actuación:

Tratamiento con analgésicos

Con ello se pretende aliviar el dolor que sufre la paciente y está indicado para los casos leves. Este tratamiento acompañado de ejercicios y relajación puede conseguir una importante mejoría.

Tratamiento hormonal

A través de la administración de hormonas se puede frenar el desarrollo de las células endometriales, lo que se consigue bien con los anticonceptivos orales (de uso muy frecuente) o mediante inyecciones hormonales.

Cirugía

En este punto cuando la endometriosis tiene un grado de desarrollo avanzado, la primera opción es la cirugía conservativa, es decir, se extraen únicamente las zonas afectadas, tratando de dejar a salvo la mayor parte del tejido sano.

En desuso se encuentra la extirpación de los ovarios ya que, aunque mejoran la calidad de vida, sin embargo impiden la maternidad.

De esta forma, la endometriosis no se cura totalmente a través de un tratamiento analgésico, sino que se alivian los síntomas de forma parcial o total. En el caso de la cirugía, al tratarse de una técnica invasiva, las posibilidades de eliminar la patología son mayores, pero es irreversible en algunos casos, con lo que sería necesario evaluar muy bien las opciones antes de llevar a cabo este tipo de procedimiento.

Entre las recomendaciones más tradicionales para evitar la aparición futura de la #endometriosis o aliviar la misma se encuentra la administración de #anticonceptivos hormonales. Clic para tuitear

Finalmente, podemos mencionar algunas recomendaciones que pueden ayudar a prevenir la endometriosis, aunque no impiden que en un futuro se pueda desarrollar, entre esos consejos se encuentran el llevar una vida activa y realizar ejercicio, y el sistema tradicional de prevención: las pastillas anticonceptivas.

Resumen
Endometriosis: causas, síntomas y tratamiento
Título
Endometriosis: causas, síntomas y tratamiento
Descripción
La endometriosis es una enfermedad desconocida para muchas mujeres, sin embargo, es responsable de gran parte de los casos de infertilidad en la mujer y afecta a más de 170 millones de mujeres en el mundo. Por ello es importante saber identificarla sus síntomas para poder darle solución.
Autor
Editor
BraunMarketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…