Embarazo molar: causas y tratamiento

Clínica PedrosaObstetricia y control del embarazo

embarazo molar

El embarazo molar se produce en una de cada 1.500 embarazadas y es consecuencia de una fecundación anormal del óvulo que conduce al crecimiento deforme de la placenta. En este artículo conoceremos las causas, los síntomas, cómo podemos prevenirlo y, si ya lo estamos sufriendo, cuáles son los posibles tratamientos.

¿Qué es un embarazo molar?

embarazo molar

Los embarazos molares son errores genéticos que producen una anomalía en la placenta, debido a problemas cuando el óvulo y el espermatozoide se unen en la fecundación. Este tipo de embarazo también es conocido como enfermedad trofoblástica gestacional (ETG), mola hidatiforme o simplemente los especialistas se refieren a ella como “mola”.

Con este tipo de embarazo es casi imposible que el embrión consiga su desarrollo. El error genético influye en el proceso de fertilización y conduce al crecimiento de tejido anormal dentro del útero.

Síntomas

Una mujer puede creer tener un embarazo normal al inicio de la gestación, pero la mayoría de estos embarazos provoca un conjunto de síntomas característicos, que incluye:

  • Sangrado vaginal de color rojo brillante o marrón oscuro durante el primer trimestre
  • Náuseas y vómitos intensos
  • En algunas ocasiones, eliminación por vía vaginal de quistes con forma de uva
  • Presión o dolor pélvico
  • Rápido crecimiento uterino (el tamaño del útero no corresponde con la etapa embarazada en la que se encuentra)
  • Presión arterial alta
  • Preeclampsia
  • Quistes de ovario
  • Anemia
  • Tiroides hiperactiva (hipertiroidismo

Causas

Como hemos anticipado, es provocado por un óvulo fecundado de forma anormal. Las células humanas contienen 23 pares de cromosomas. Un cromosoma de cada par proviene del padre y el otro, de la madre.

En un embarazo molar completo ocurre, que se fecunda un óvulo vacío con uno o dos espermatozoides, y la carga genética es únicamente del padre. En esta patología, los cromosomas del óvulo de la madre se pierden o se inactivan y los cromosomas del padre se duplican.

Otra posibilidad, es un embarazo molar parcial o incompleto, en el cual permanecen los cromosomas de la madre, pero el padre provee dos grupos de cromosomas. Como consecuencia, el embrión tiene 69 cromosomas en lugar de 46. Esto se debe a la fecundación del óvulo por dos espermatozoides, lo que provoca que haya una copia extra del material genético del padre.

Factores de riesgo

Existe un conjunto de factores de riesgo en el embarazo asociados a un embarazo molar, aunque también es cierto que es una patología poco habitual que se presenta en 0,1% de los embarazos. Los factores más importantes son los siguientes:

  • Edad de la madre.La probabilidad de padecer un embarazo molar aumenta cuando la mujer es mayor de 35 años o menor de 20 años.
  • Embarazo molar anterior.Haber tenido antes este tipo de embarazo, predispone a tener otro.

¿Qué podemos hacer para prevenir un embarazo molar?

Lo primero que vamos a recomendarte es, que si ya has tenido un embarazo molar y estas pensando en quedarte embarazada, hables con tu médico o especialista. Es necesario que recibas atención, para que atiendas tu embarazo antes de concebir nuevamente. Es muy probable que tu médico te aconseje esperar de seis meses a un año antes de intentarlo de nuevo. No te alarmes, no tiene porque ocurrir de nuevo. Recuerda, que aunque el riesgo de recurrencia es bajo, tienes más probabilidad que una mujer sin antecedentes.

Diagnóstico

diagnóstico embarazo molar

Si los síntomas que acompañan el inicio de tu embarazo hace sospechar al médico de un posible embarazo molar, el médico te pedirá análisis de sangre y una ecografía.

En la ecografía de un embarazo molar completo, se puede observar los siguiente:

  • Ausencia de embrión o feto
  • Ausencia de líquido amniótico
  • Placenta gruesa y con quistes por todo el útero
  • Quistes de ovario

En una ecografía de un embarazo molar parcial se puede mostrar lo siguiente:

  • Un feto que tenga el crecimiento limitado
  • Bajo nivel de líquido amniótico
  • Placenta gruesa y con quistes

El especialista al detectar este tipo de embarazo también comprobará la presencia de otras afecciones, como las siguientes:

  • Preeclampsia
  • Hipertiroidismo
  • Anemia

Tratamiento de un embarazo molar

Un embarazo molar es muy complicado que continúe como un embarazo normal. Para evitar posibles complicaciones es necesario eliminar el tejido placentario anormal. El mejor tratamiento para este tipo de embarazos requiere de los pasos siguientes:

  • Dilatación y legrado.El primer paso es la extracción por el especialista del tejido molar del útero. El procedimiento de dilatación y legrado se realiza en un hospital con anestesia local o general.
  • Histerectomía.Este procedimiento se realiza solo si existe un alto riesgo de neoplasia trofoblástica gestacional y no hay ningún deseo de futuros embarazos.
  • Control de la coriogonadotropina.Una vez ha sido extraído el tejido molar, el médico repetirá las mediciones del nivel de coriogonadotropina hasta que vuelva a la normalidad. Si los niveles de coriogonadotropina se mantienen en la sangre, es posible que necesites un tratamiento adicional.

Esperamos que el artículo haya sido de utilidad, y les recordamos que lo mejor es acudir a un ginecólogo para que pueda hacer una valoración para evitar cualquier tipo de problema. Además recordar que en clínica Pedrosa contamos con profesionales especializados para poder tratar este tipo de patología durante el embarazo y otras muchas más porque nuestra preocupación siempre es el cuidado y el bienestar de la mujer.

Resumen
Embarazo molar: causas y tratamiento
Título
Embarazo molar: causas y tratamiento
Descripción
El embarazo molar es un error genético que producen una anomalía en la placenta, debido a problemas cuando el óvulo y el espermatozoide.
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…