Cesárea: tipos, causas y consejos para una pronta recuperación

Clínica PedrosaObstetricia y control del embarazo

cesárea

Hoy en día la cesárea es considerada como el procedimiento más seguro cuando se presentan complicaciones en el parto vaginal y para mantener el bienestar del futuro bebé. En sus inicios sólo se practicaba cuando la madre moría y el feto aún seguía vivo en su interior. Después empezó a realizarse cuando el parto a través de la vagina era del todo imposible, tratando de evitar riesgos para la madre y el feto.

En los países desarrollados la cifra de partos por cesárea ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, llegando a pasar del 5% en los años 60 hasta el 25% (y superior) en la actualidad.

En los países desarrollados el número de partos por cesárea ya ha alcanzado el 25%

¿En qué consiste la cesárea?

La cesárea es una intervención quirúrgica cuya finalidad es extraer el feto y la placenta del vientre de la madre abriendo para ello el abdomen y el útero.

En la mayor parte de los casos de embarazo, se prefiere que los bebés nazcan a través de un parto natural (vaginal), sin embargo, gracias a la cesárea, se ha logrado salvar numerosas vidas tanto de la madre como del bebé, de ahí que se haya convertido en una práctica habitual cuando existe un riesgo que pueda comprometer el bienestar y la salud de la madre y/o del feto.

Causas para realizar una cesárea

Las circunstancias que motivan el parto por cesárea son diversos, a veces resulta del todo inviable realizar el parto por vía vaginal, por lo que la cesárea es la única opción de que el parto llegue a buen fin; en otros supuestos, se dan factores de riesgo en el embarzo, circunstancias relativas que hacen pensar en esta posibilidad para evitar un peligro sobre el bebé o la madre en el momento del parto. La decisión la tomará el médico en acuerdo con la madre, valorando los posibles peligros que puede tener el parto natural y las consecuencias de practicar una cesárea.

En concreto, se pueden clasificar los motivos de hacer una cesárea según afecten a la madre o al bebé.

Las causas que conllevan a que un #embarazo acabe en #cesárea son muy diversas, pero siempre tienen en común el riesgo para la salud de la madre y/o el #feto Clic para tuitear

Circunstancias que afectan a la madrecausas de la cesárea

En el caso de mujeres con problemas cardíacos, el parto es un gran riesgo para la salud de las mismas, por lo que la cesárea está indicada en estos casos, evitando el estrés y sufrimiento de un parto vaginal. En el caso de que exista una desproporción entre el tamaño de la cabeza del feto y la pelvis de la madre también se realizará la cesárea (desproporción cefalopélvica). Por otra parte, en el caso de que la mujer sufra un tumor en el cuello uterino u otro lugar que dificulte el paso del feto también se llevará a cabo esta intervención. Además las madres que hayan tenido cesáreas de partos anteriores, es conveniente realizarla de nuevo para evitar una rotura uterina. A ello se añaden otras circunstancias como la rotura del útero en el momento del parto, la dilatación del cuello uterino no es suficiente o el parto se detiene y no sigue adelante.

Circunstancias que afectan al bebé

  • Peligro para el bienestar del feto: existen circunstancias que pueden hacer que el bebé no reciba el suficiente oxígeno y nutrientes en el útero de la madre, convirtiéndose éste en un lugar inseguro para el mismo, situación que empeoraría en el supuesto de parto vaginal
  • Si el bebé viene de nalgas, muchos médicos deciden realizar una cesárea para evitar riesgos.
  • Prolapso en el cordón umbilical o cuando el mismo se encuentra enrollado al cuello del feto.
  • Bricardia (disminución del ritmo cardíaco del feto) o cualquier otro estrés que conlleve sufrimiento fetal.
  • Malformaciones fetales: cuando el bebé sufre alguna malformación que impide un paso limpio a través de la vagina, la cesárea también está recomendada.
  • Bajo peso del bebé: cuando el futuro nacido está por debajo del kilo y medio, algunos médicos aconsejan realizar una cesárea para evitar un mayor sufrimiento al bebé.
  • Casos de embarazo múltiple.

Tipos de cesárea

Existen diferentes clasificaciones respecto a las diversas circunstancias.

Así, según el momento en que se ha tomado la decisión para realizarla, podemos distinguir entre cesárea electiva o programada, que tiene lugar antes de que comience el parto, y la cesárea intraparto, que es la decidida durante el transcurso del parto.

Por otra parte, dependiendo de la zona donde se realice el corte del útero, distinguimos entre cesárea corporal y cesárea segmentaria.

La cesárea segmentaria es la habitual, realizando un corte en la parte inferior del útero, dañando menos fibras musculares y favoreciendo una cicatrización más rápida. A su vez, en función del tipo de incisión realizada se puede distinguir entre:

  • Cesárea vertical: la cual no suele realizarse salvo en situaciones determinadas como los caso de placenta previa, ya que el corte afecta a más fibras y existe una hemorragia mayor.
  • Cesárea horizontal: es la más común, su hemorragia es menor y su apertura es fácil, dañando menos fibras y dejando una cicatriz menos visible.
  • Cesárea en forma de T: se realizan dos cortes, uno horizontal y otro vertical, cuyo motivo es lograr una mayor apertura para los casos de un bebé de gran tamaño, que el mismo venga de nalgas o parto prematuro.

Por su parte, la cesárea corporal apenas tiene lugar, ya que existen mayores riesgos tanto para la madre como para el feto. La incisión tiene forma longitudinal, en la cara anterior de útero y atraviesa la musculatura del mismo, rasgando de forma perpendicular numerosas fibras uterinas que provoca grandes hemorragias.

Consecuencias y consejos para una pronta recuperación

No hay que olvidar que  es una intervención quirúrgica y como tal puede venir acompañada de los mismos riesgos que cualquier otra operación (infecciones, hemorragias, etc).

El postoperatorio suele ser más molesto que cuando se trata de un parto natural, a ello se añade el retraso de la formación de la leche materna, y la cicatriz de la intervención, que pude aumentar el riesgo de que se sufra una rotura en el útero en un parto posterior. El número de días de hospitalización también es mayor, normalmente suelen ser cuatro.

Es necesario seguir las indicaciones médicas tras una cesárea para evitar futuros riesgos

Entre los cuidados que se deben mantener se concretan en la toma de analgésicos para aliviar el dolor durante los primeros días, comenzar a caminar de manera lenta y progresiva después de las primeras 24 horas para agilizar la recuperación, lavar la herida con agua y jabón diariamente y que ésta se seque bien, aplicando una gasa estéril sobre la misma para evitar infecciones. Una vez que se cicatrice, es necesario mantenerla hidratada con geles y cremas para que la inflamación disminuya. La utilización de una faja postparto durante 30 días ayudará a que los tejidos se cierren bien facilitando la cicatrización interna y externa. También es recomendable evitar actividades que impliquen esfuerzo físico, incluidas las relaciones sexuales durante los siguientes 40 días, conocido como período de cuarentena.

Resumen
Cesárea: tipos, causas y consejos para una pronta recuperación
Título
Cesárea: tipos, causas y consejos para una pronta recuperación
Descripción
Aunque la cesárea se está convirtiendo en una práctica habitual en muchos hospitales, es preferible el parto natural y dejar esta intervención únicamente para los casos en que esté indicada. Te explicamos cuándo es necesaria, sus tipos y las pautas para lograr una pronta recuperación.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…