Embarazo semana a semana

Clínica PedrosaObstetricia y control del embarazo

embarazo semana a semana

Vivir el embarazo semana a semana es un factor es una experiencia que marca a la mujer, tanto a nivel físico como emocional. El desarrollo del hijo en el vientre de la madre implica numerosos cambios, no sólo experimentados en el propio cuerpo, sino también en el desarrollo personal de la mujer, afrontando miedos e ilusiones al mismo tiempo. Otro factor que cambia es la dieta para embarazadas.

En un sentido más estricto y a nivel médico, el embarazo es el período que va desde la concepción hasta el nacimiento del bebé. De forma aproximada abarca 9 meses, aunque con carácter general, los especialistas en la materia optan por realizar una contabilización semanal: el “embarazo semana a semana” llevando a cabo un seguimiento de la gestación más apropiada.

El inicio del embarazo se computa desde la última menstruación de la mujer, ya que no se puede conocer de forma exacta la implantación del embrión en el útero. A partir de ahí, se contabilizan 40 semanas en las que se producirá el desarrollo del feto hasta el momento del parto.

A continuación expondremos los cambios más significativos que se van produciendo en el embarazo semana a semana.

Los cambios en el embarazo semana a semana:

Semana 1

La primera semana oficial de embarazo se contabiliza por tener en cuenta la última menstruación de la mujer, pero realmente, aún no se ha producido la concepción (que llegará dos semanas después).

Semana 2

La segunda semana es cuando se produce la ovulación, es decir, el momento en que el índice de fertilidad es mayor: el óvulo viaja hacia las trompas de Falopio para ser posteriormente fecundado.

Semana 3

Es en la tercera semana cuando se produce realmente la fecundación del óvulo, de forma que el material genético materno y paterno se fusionan, dando lugar al cigoto. En su viaje hacia el útero, éste va sufriendo una división celular hasta convertirse en un blastocito, el cual, en los primeros días de esta tercera semana se adhiere al endometrio y forma el saco gestacional, lugar del desarrollo del futuro bebé.

Semana 4

 

En este período el embrión está implantado en la membrana del útero, y la cavidad amniótica y la placenta comenzarán a desarrollarse. Los primeros síntomas del embarazo comienzan a sentirse: náuseas, vómitos, cansancio… La mujer ya puede realizarse un test de embarazo y comprobar el resultado positivo del mismo.

Semana 5

Durante el segundo mes, el embrión mide entre 1,25 y 2,5 milímetros, aunque no es visible en ecografía. A partir de aquí sus órganos vitales comienzan el desarrollo, así como sus huesos y el sistema nervioso.

Semana 6

Su tamaño seguirá aumentando de forma rápida, hasta alcanzar en esta semana entre 2 y 4 milímetros pero el gran cambio que se produce es en el corazón del embrión que, aunque aún muy primitivo, comienza a latir de forma espontánea.

Semana 7

El embrión habrá duplicado su tamaño, permitiendo que el corazón se divida en dos cámaras, que los pulmones se desarrollen y su cerebro se divida en dos hemisferios.

Semana 8

Los cambios más significativos son la desaparición de la cola del embrión, que se reemplazará por la futura columna del bebé y los dedos de las manos y los pies comienzan a formarse.

En esta semana la realización de una ecografía confirmará la etapa gestacional del feto y detectará el latido de su corazón. La placenta ya ha terminado de formarse y estabilizarse con lo que comenzará a realizar su función de alimentación del feto.

Semana 9

El tercer mes de embarazo abarca las semanas 9 a 12, y aquí ya se hacen más evidentes los cambios físicos en la mujer, notando un aumento del vientre y los senos.  El embrión pasa a convertirse en feto, sus órganos están formados aunque no desarrollados completamente.  Concretamente, en la semana 9 la formación ósea continúa y su cabeza adquiere un aspecto más humano ya que las orejas y la nariz se formarán por completo al final de esta semana.

Semana 10

El feto mide ya entre 3 y 3,5 cm de longitud, creciendo su sistema neuronal de forma exponencial (250.000 nuevas neuronas por minuto).

Semana 11

El feto genera sus propios glóbulos rojos y la orina y comenzarán a formarse los ovarios o testículos.

Semana 12

Los miembros del feto ya están totalmente formados, la boca comienza a abrirse y cerrarse y los intestinos, antes sujetos a la base del cordón umbilical se desplazan al interior de su cavidad abdominal.

Es durante el primer trimestre donde el embrión estaba más expuesto a los peligros que pudieran provocar alguna deficiencia en el desarrollo normal de sus distintos órganos. Pero el seguimiento del embarazo semana a semana por parte de los profesionales evitará indeseables contratiempos.

Semana 13

Durante este período los cambios en la madre son muy evidentes, el vientre sigue aumentando de volumen, y este crecimiento pude provocar dolores de abdomen y que la vejiga se comprima, por lo que se tendrá una mayor necesidad de orinar.

En la semana 13 el sistema óseo empieza a osificarse, es decir, a endurecerse; además se forma un vello que cubre prácticamente a todo el feto, llamado lanugo, que el ayudará a mantener el calor corporal.

Semana 14

La semana 14 se caracteriza por la formación del pelo en la cabeza y la cara está prácticamente formada.

Semana 15

El futuro bebé comienza comportarse como tal: bosteza, abre y cierra la boja y es posible verle cómo realiza el movimiento de succionar chupándose un dedito. Su médula espinal está totalmente formada.

Semana 16

En las 16 semanas de embarazo el bebé ya demuestra tener una gran movilidad, especialmente en las manos, siendo capaz de abrirlas y cerrarlas debido a que el sistema nervioso empieza a ser funcional, apareciendo el reflejo de presión, el cual provoca que se agarre a cualquier objeto que toque la palma de la mano. Empieza a desarrollarse el sentido del tacto, pero sus ojos siguen cerrados. El peso del feto ha alcanzado los 100 gramos.

Para la embarazada el útero ha aumentado el doble de peso, por lo que el volumen abdominal sigue en aumento. A partir de aquí se recomienda que la visita ginecológica sea cada mes. También para mayor tranquilidad se realzan los exámenes prenatales sobre enfermedades genéticas como el triple screening y la amniocentesis.

Semana 17

En el seguimiento del embarazo semana a semana podemos descubrir cómo evoluciona la actividad del bebé. De hecho, en la 17 semanas de embarazo el feto presenta una gran actividad, cambiando constantemente de postura. Sus latidos ya pueden distinguirse de los de la madre. El aumento de peso para la madre debería ser hasta esta semana entre dos kilos y medio y cuatro kilos y medio. Aparecen los síntomas de estrés con altos y bajos emocionales, por lo que es necesario aprender a gestionar las emociones para no perjudicar al feto.

Semana 18

Es en las 18 semanas de embarazo cuando, de forma más evidente, la futura madre puede sentir por primera vez los movimientos del bebé.  Los órganos de reproducción se están desarrollando de forma plena, tanto de manera interna como externa. Las piernas y pies se han acabado de moldear, el corazón ya dividido en cuatro cámaras continúa perfeccionando su desarrollo asó como el sistema respiratorio. El feto comienza a distinguir sonidos, por lo que muchos especialistas aconsejan estimular al feto con música para mejorar este sentido.

Semana 19

Esta semana viene determinada porque el bebé tiene más energía, notando movimientos muy marcados. A partir de aquí es posible determinar el sexo del bebé de manera algo más fiable aunque no definitva. Mide entorno a los 15 centímetros.

Semana 20

El ansiado momento por descubrir el sexo del bebé para muchas parejas llega en las 20 semanas de embarazo. El bebé ya ve, experimenta emociones y comparte los cambios y sensaciones propias de la madre. Respira y abre de forma voluntaria la boca. En las próximas semanas el bebé aumentará considerablemente su tamaño.

Semana 21

Los cambios más significativos en la semana 21 es la aparición de las uñas, en las niñas los ovarios se posicionan en la pelvis (anteriormente se situaban en el abdomen) y los testículos en el caso de los niños también sufren un descenso a la parte inferior. El feto mide aproximadamente 26,6 centímetros y pesa alrededor de los 360 gramos.

Semana 22

En el bebé se distinguen los párpados, las cejas y pestañas y su sistema límbico está en desarrollo, por lo que éste podrá experimentar cambios en su estado de ánimo: ríe, llora e incluso puede enfadarse.

Semana 23

La semana 23 es crucial, ya que todos los sistemas (digestivo, circulatorio y respiratorio) están preparados para funcionar fuera del útero materno; además el desarrollo de los sentidos está en pleno auge.

Semana 24

Esta semana viene marcada por su viabilidad, de forma que, en caso de parto prematuro, los médicos están obligados legalmente a aplicarle cuantos cuidados y tratamientos necesite. De hecho ese seguimiento del embarazo semana a semana permite estar alerta de que pueda producirse un nacimiento de forma prematura. En este período el feto mide ya 30 cm.control embarazo

Semana 25

En este punto del desarrollo, los riñones funcionan cada vez mejor y el líquido amniótico que producido se parece cada vez más a la orina.

Semana 26

Alrededor de esta semana se produce la llamada posición fetal, ya que debido al crecimiento del bebé éste ya no dispone de tanto espacio como ocurría con anterioridad. El líquido amniótico se ha reducido y los movimientos del bebé se pueden percibir de forma externa en la barriga de la madre.

Semana 27

Los pulmones está formados pero el bebé no los utiliza ya que obtiene el oxígeno de la placenta a través del cordón umbilical.  Ya se notan los movimientos de forma diaria.

Semana 28

El bebé mide 35 centímetros y pesa algo más de un kilo. El cerebro crece a un ritmo regular y sus sentidos están muy despiertos: ¡reconoce la voz de la madre!

Semana 29

En las 29 semanas de embarazo los sentidos del bebé siguen su desarrollo, siendo más sensible a la luz, a la voz y a algunos sonidos del exterior. Gracias al desarrollo de las papilas gustativas comienza a ser capaz de distinguir algunos sabores.

Semana 30

El bebé mide ya 38 centímetros, sus rasgos están prácticamente definidos y comienza a colocarse en la posición que le permitirá nacer.

Semana 31

El sentido del oído y de la vista se afinan cada vez más y sus pulmones mejoran en cuanto a su funcionamiento. Es posible que la madre comience a sentir ciertas contracciones, las cuales son las preparatorias para el futuro parto. Durante el embarazo semana a semana la madre irá notando que las mismas podrán ir en aumento.

Semana 32

El bebé pesa cerca de los 2 kilos y mide 42 centímetros de media.  Con carácter general todos los bebés comienzan a colocarse en la forma adecuada para el parto en las 32 semanas de embarazo.

Semana 33

Todos los órganos están prácticamente desarrollados. El bebé se mueve pero de una manera más limitada ya que dispone cada vez de menos espacio.

Semana 34

El bebé mide 45 centímetros y pesa alrededor de los 2 kilos y 150 gramos. Si el bebé naciera en esta semana, éste podría procesar la comida ya que sus intestinos están preparados para ello a través de las enzimas digestivas, ya activas.

Semana 35

En las últimas semanas del embarazo, el cerebro sufre un desarrollo muy rápido. Las contracciones aparecen como un ejercicio preparatorio para el momento de dar a luz.

Semana 36

En el caso de que el bebé naciera en esta semana, sus órganos están preparados para funcionar, de forma que en un primer momento la salud del mismo no tendría por qué correr ningún peligro.

Semana 37

En este punto, el bebé ya no se considera prematuro. El mismo continúa ganando peso, mide aproximadamente 48, 5 centímetros y pesa los 2,800 kilos.recien-nacido

Semana 38

Ya se entra en la “zona de parto”, de forma que el embarazo ha llegado a su estadio final. El bebé pesa los 3 kilos.

Semana 39

El desarrollo no ha cambiado, gana peso y longitud, estando listo para nacer.

Semana 40

Es el momento del nacimiento del bebé que pone punto final a los nueve meses de embarazo.

Resumen
Embarazo semana a semana
Título
Embarazo semana a semana
Descripción
El seguimiento del embarazo semana a semana es posible gracias a las nuevas técnicas existentes en ginecología que permiten determinar el desarrollo del feto en cualquiera de sus fases, así como realizar el seguimiento de los cambios experimentados en la mujer embarazada a lo largo de todo el proceso.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…