Conoce el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual

Clínica PedrosaGinecología y Salud de la Mujer

Conoce el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual

Sabías que existen aproximadamente más de 20 infecciones que se transmiten por contacto sexual.  La más frecuente es la infección por el Virus del Papiloma Humano, siendo el 80% de la población sexualmente activa proclive a resultar infectada. Cada día, más de 1 millón de personas contraen una infección de transmisión sexual (ITS) y más del 50% de las enfermedades de transmisión sexual se producen en personas de entre 20 y 35 años. Podríamos seguir dando datos y cifras que nos alertan del problema de no cuidar de nuestra salud sexual y la realidad actual a la que nos enfrentamos. Si quieres prevenir y evitar el riesgo de contraer una infección o enfermedad de transmisión sexual no dejes de leer nuestro artículo de hoy.

¿Qué son las “ETS”?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) o (ITS) como su propio nombre indica son un grupo de enfermedades e infecciones que se transmiten tras el contacto sexual con una persona afectada. Estas patologías son infecciones que se contagian de una persona a otra durante el sexo vaginal, anal u oral. Son más comunes de lo que pensamos, pero muchas personas que las tienen no presentan síntomas. Las enfermedades o infecciones que se transmiten por las relaciones sexuales pueden ser peligrosas, pero lo más importante es detectarlas a tiempo para tratarlas.

Diferencia entre ETS e ITS

diferencias entre ITS y ETS

Existen dos términos muy utilizados que representan para la mayoría de las personas mucha confusión, la diferencia entre Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). A continuación, vamos a aclarar qué los diferencia y a qué nos referimos cuando escuchamos hablar de ellos.

ETS, es la abreviatura de “enfermedad de transmisión sexual” (STD, en inglés). Con este término se hace referencia a una serie de infecciones médicas que se transmiten por contacto sexual directo. Pero el problema que la persona que quedó infectada no siempre tiene los síntomas ni la infección se transforma en una enfermedad. Por eso en tiempos recientes se comenzó a hablar de ITS (o ITS, en inglés).

ITS, es la abreviatura de infecciones de transmisión sexual. Los especialistas en salud usan más ITS que ETS para indicar que no todas las infecciones de transmisión sexual llegan a ser enfermedades. Para entender mejor la diferencia, utilizaremos de ejemplo el virus del Papiloma Humano (VPH), en el que la gran mayoría de las mujeres que lo contraen, no van a tener cáncer cervical. Incluso, muchos opinan que hablar de ITS es más aceptado en la sociedad por eliminar la vergüenza asociada con “ETS” o, peor aún, “venéreas”.

En conclusión, ETS e ITS se refieren a lo mismo, pero debemos recordar que uno puede contraer una ITS sin llegar a tener una ETS

Causas de infección o enfermedades de transmisión sexual

causas de enfermedades de transmisión sexual

Las causas principales de las ETS son dos:

  • Bacterias, incluida la clamidia, la gonorrea y la sífilis
  • Virus, incluido el VIH/SIDA, el virus del herpes simple, el virus del papiloma humano (HPV), el virus de la hepatitis B y el citomegalovirus (CMV).
  • Los hongos y los parásitos protozoarios, como el trichomonas vaginalis, los insectos como las ladillas o los ácaros de la sarna/escabiosis.

Cualquier ITS o ETS puede transmitirse mediante la penetración, y algunas de ellas también pueden transmitirse mediante el sexo oral y los juegos sexuales. No es necesario que haya eyaculación para que se transmita una ITS/ETS de persona a persona. Compartir agujas contaminadas para inyectar drogas o equipos contaminados para piercings o tatuajes también puede transmitir algunas infecciones, como el VIH o la hepatitis B y C.

En la actualidad se considera que las infecciones víricas como las producidas por el VIH, herpes virus tipo II (causa del herpes genital) y papiloma virus (causa de los condilomas acuminados) están reemplazando a las ETS bacterianas clásicas.

En algunas de estas infecciones, la transmisión no es solo por contagio sexual, sino también por vía sanguínea o durante el embarazo, al feto, como es el caso de las hepatitis B y C, el VIH y la sífilis.

Factores de riesgo

enfermedades de transmisión sexual

Tenemos que tener claro que todas las personas sexualmente activas están en riesgo de exponerse, en cierto grado, a una infección de transmisión sexual. Los factores de riesgo que aumentan el peligro incluyen:

  • Tener relaciones sexuales sin protección.
  • El sexo oral puede ser menos riesgoso, pero aun así las infecciones se pueden transmitir sin el uso de un preservativo de látex o un protector bucal que evita el contacto piel con piel.
  • Tener relaciones sexuales con varias parejas aumenta el riesgo.
  • Haber tenido una ITS, aumenta el riesgo de volver a tener otra.
  • Cualquier persona forzada a tener una relación sexual o actividad sexual.
  • El abuso de alcohol o el uso de drogas recreativas, podría inhibir tu sentido común y predisponerte a tener comportamientos riesgosos.
  • La inyección de drogas. Compartir agujas propaga muchas infecciones graves, entre ellas, el VIH, la Hepatitis B y la Hepatitis C.
  • Ser joven. La mitad de las ITS ocurren en personas de 15 a 24 años.
  • Hombres que piden a sus médicos recetas para tratar las disfunciones eréctiles como sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis) y vardenafilo (Levitra), tienen mayor riesgo de contraer una ITS.

Síntomas de la ITS o ETS

Las ITS o ETS no siempre se asocian a signos visibles o clínicos; en muchas ocasiones no presentan síntomas. Los síntomas o lesiones cutáneas se suelen dar con más frecuencia en las mujeres y también en localizaciones extragenitales como pueden ser la faringe o el recto.

  • Llagas o protuberancias en los genitales o en la zona bucal o rectal
  • Dolor o ardor al orinar
  • Secreción del pene
  • Flujo vaginal con mal olor u olor inusual
  • Sangrado vaginal fuera de lo normal
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Ganglios linfáticos inflamados y doloridos, particularmente en la ingle, pero otras veces más generalizado
  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Fiebre
  • Erupción cutánea en el tronco, manos o pies

Tipos de ETS o ITS más comunes

  • Clamidia
  • Gonorrea
  • Herpes genital
  • VIH/SIDA
  • Virus del papiloma humano (HPV por sus siglas en inglés)
  • Sífilis
  • Vaginosis bacteriana
  • Tricomoniasis
  • Hepatitis viral

Diagnóstico de las ITS o ETS

diagnóstico de transmisión sexual

Si has descuidado tu salud sexual y tienes síntomas que sugieren que puedes tener una infección de transmisión sexual, las pruebas y análisis que te realice tu ginecólogo podría identificar la causa y detectar las infecciones que puedes haber contraído. Las pruebas disponibles son:

  • Análisis de sangre.
  • Muestras de orina.
  • Muestras de líquidos (llagas).

Análisis de detección

Las pruebas de Análisis de detección son para determinar si una persona que no tiene síntomas tiene una enfermedad. La mayoría de las veces, la detección de las ITS no es realizar un análisis de rutina en nuestro centro de salud, pero existen excepciones para:

  • Todas las personas entre los 13 y los 64 años pueden acceder al análisis de detección a través de un análisis de sangre o saliva para detectar el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).
  • Todas las personas nacidas entre 1945 y 1965,ya que existe una elevada incidencia de Hepatitis C en las personas nacidas entre esas fechas.
  • Embarazadas. El análisis de detección de VIH, Hepatitis B, clamidia y sífilis se realiza a todas las embarazadas en su primera consulta prenatal.
  • Mujeres de 21 años y mayores.El Papanicolaou detecta anormalidades del cuello uterino, lo que incluye inflamación, cambios precancerosos y cáncer, que en muchos casos lo causa ciertas cepas del Papiloma Virus Humano (PVH). Los expertos recomiendan comenzar a los 21 años con el Papanicolaou y hacerlo cada tres años como mínimo. Después de los 30 años, se recomienda que las mujeres se hagan una prueba de ADN para el VPH y un Papanicolaou cada cinco años o un Papanicolaou cada tres años.
  • Mujeres menores de 25 años sexualmente activas.Todas las mujeres menores de 25 años que sean sexualmente activas se deberían realizar una análisis para detectar la infección por clamidia y/o gonorrea. Algunos expertos recomiendan repetir el análisis de clamidia a los tres meses de haber tenido un resultado positivo y haber estado con tratamiento.
  • Hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres. En comparación con otros grupos, tienen un mayor riesgo de adquirir una ITS.
  • Personas con VIH. Si tienes VIH, esto aumenta considerablemente tu riesgo de adquirir otra ITS.
  • Las mujeres con VIHpueden tener cáncer de cuello uterino muy agresivo; por lo tanto, se deberían realizar un Papanicolaou dentro del año de haber sido diagnosticadas con VIH, y nuevamente a los seis meses.
  • Personas con una pareja nueva. Antes de tener relaciones sexuales vaginales o anales con parejas nuevas, los dos deberían hacerse los análisis de ITS.

También es posible estar infectado con una ITS y aun así tener un resultado negativo, particularmente si has sido infectado recientemente.

Pautas para protegerte a ti y tu pareja

prevención de ETS

A continuación, te ofrecemos las pautas que existen para evitar o reducir el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual.

  • Abstenerse de las relaciones sexuales. Resulta ser la forma más eficaz de evitar las infecciones de transmisión sexual.
  • Tener una relación monógama y estable con tu pareja.
  • Evita las relaciones sexuales vaginales y anales con parejas nuevas hasta que ambos se hayan realizado exámenes para detectar infecciones de transmisión sexual.
  • Vacúnate antes de la exposición sexual,para prevenir ciertos tipos de infecciones de transmisión sexual. Existen vacunas para prevenir el virus del papiloma humano (VPH), la hepatitis A y la hepatitis B.
  • Vacúnate contra el VPH.Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan en niñas y niños de 11 y 12 años. Si no estas vacunado recomiendan que las niñas y mujeres de hasta 26 años y los niños y hombres de hasta 26 años reciban la vacuna.
  • Las vacunas contra la hepatitis B se administra a recién nacidos, y la vacuna contra la hepatitis A se recomienda para los niños de 1 año. Las dos vacunas se aconsejan a personas que no estén inmunizadas contra estas enfermedades y para aquellos que corran un mayor riesgo de infección, como los hombres que tienen sexo con hombres y aquellos que consumen drogas intravenosas.
  • Utiliza siempre preservativos y protectores
  • No bebas alcohol en exceso ni consumas drogas.
  • Considera la circuncisión masculina, ya que existen pruebas de que la circuncisión masculina puede ayudar a los hombres a reducir el riesgo de contagiarse VIH de una mujer infectada.
  • Consulta a tu médico sobre el medicamento Truvada. Es un medicamento que combina emtricitabina-tenofovir (Truvada) para reducir el riesgo de transmisión sexual de la infección por VIH en las personas con alto riesgo.
Resumen
Conoce el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual
Título
Conoce el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual
Descripción
Más de 1 millón de personas contraen una infección de transmisión sexual (ITS) y el 50% de las son en menores de 35.
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…