Vitrificación ovárica: una nueva oportunidad a la maternidad

Clínica PedrosaReproducción asistida y fertilidad

Vitrificación ovárica

La natalidad en España desde 2014 ha cambiado. Los nacimientos han disminuido y la edad para ser madre se ha elevado. Desde hace cinco años, en España, ya son más las madres de 40 años que de 25. Esta situación ocurre dentro de un contexto de bajada general de la natalidad, tras el ‘boom’ de la migración de los 2000, y de cambio cultural. Actualmente, la media de la primera maternidad se ha aplazado a los 32 años. Este aumento en la edad en la que las mujeres se plantean tener hijos coincide con las edades en la que la fertilidad decae progresivamente.

Por otro lado, al aplazarse la primera maternidad, si quieres tener un segundo hijo eso se aplaza a los 35 y 36 años. Así que cada vez más mujeres tienen hijos más tarde, con las complicaciones asociadas. El problema puede surgir en personas que hubiesen querido tener hijos, o más hijos, y, por no haber podido cuadrar el trabajo o por la precariedad, no han podido cumplir su deseo de ser madres. En general, en todos los países se observa la tendencia a una menor fecundidad, pero también a una esperanza de vida más larga, con años de más salud. Hoy en día contamos con grandes avances y oportunidades para poder reajustar y mitigar el efecto de la maternidad a partir de los 35. En clínica Pedrosa te facilitamos toda la información sobre la vitrificación ovárica.

¿Qué es la vitrificación ovárica?

La vitrificación de óvulos es una técnica innovadora de Reproducción Asistida que nos permite congelar los óvulos de una mujer para que ésta los pueda utilizar el día que decida ser madre. Es una técnica utilizada en España, y que ya ofrece resultados muy satisfactorios con tasas de embarazo similares a las que se obtienen con óvulos en fresco. Son varios los niños nacidos con este procedimiento.

La posibilidad de usar esta técnica se extenderá en un futuro muy próximo por las ventajas que supone como, por ejemplo, permitir preservar la fertilidad de la mujer ante cualquier afección médica, o proporcionar a cualquier mujer joven que pueda elegir el momento de su maternidad sin renunciar a tener un hijo con su propio material genético. 

¿Por qué usar la vitrificación?

Con los años, la fertilidad de una mujer disminuye y, debido al envejecimiento de los ovarios, las dificultades para conseguir un embarazo se hacen más evidentes y las posibilidades de que nazca un niño sano también se reducen.

Al nacer, las mujeres cuentan con un número de ovocitos que van despareciendo progresivamente (en cada ciclo menstrual se pierden unos 1.000, de manera que a los 35 años quedarían sólo el 10% de la reserva total aproximadamente.) No solo debemos tener en cuenta que el número de óvulos es menor sino que su calidad empeora con el paso del tiempo.

Es frecuente que una mujer de 38-40 años haya agotado su reserva de óvulos capaces de dar lugar a un niño sano ya que la edad conlleva alteraciones en el proceso de formación de los óvulos que hacen que puedan producirse fallos reproductivos o quedar cromosomas extra, como  es el 21 que daría lugar a un Síndrome de Down.

Poder optar a la congelación de óvulos en la etapa más fértil de la mujer favorece la buena calidad y previene los posibles problemas para conseguir un embarazo.

En qué casos se recomienda

  • Para mantener la fertilidad.Las posibilidades se multiplican en mujeres jóvenes solteras que quieren asegurar su futura maternidad, y también en mujeres jóvenes con pareja que desean retrasar la llegada de un hijo por razones personales o profesionales.
  • Antes de un tratamiento oncológico.Los tratamientos de quimioterapia y radioterapia producen daños irreversibles en los óvulos.
  • Por afecciones médicas.
  • Cuando no se desea congelar embriones en ciclos de Fecundación in Vitro.
  • Para aumentar las posibilidades de embarazo en mujeres con poca reserva ováricaal realizarse la Fecundación In Vitro con ovocitos resultantes de varios ciclos de estimulación.

Tratamiento de vitrificación de óvulos

Para realizar la vitrificación ovárica el especialista obtendrá los óvulos mediante un proceso de estimulación ovárica, para después realizar la punción o recuperación de los ovocitos.

Una vez se han obtenido los óvulos, la congelación se realiza por técnicas de vitrificación. La vitrificación es una solidificación celular a bajas temperaturas y en poco tiempo sin que haya formación de hielo. Para conseguirlo se utilizan grandes cantidades de crioprotectores celulares que evitan la rotura de las membranas celulares permitiendo una tasa de supervivencia de las células una vez realizada la descongelación.

Con el paso del tiempo, cuando la mujer decide quedar embarazada, se procede a la descongelación de los ovocitos para la posterior inseminación. Los embriones se transfieren dos o tres días mas tarde sin que la mujer tenga que someterse a tratamiento hormonales.

Es una técnica de las más novedosas que hay en el mercado pero que ya está permitiendo a muchas mujeres ser madres. Esperamos que el artículo haya sido de interés y haya resuelto todas las dudas. Desde clínica Pedrosa estamos a disposición para resolver cualquier cosa que no haya quedado clara.

Resumen
Vitrificación ovárica: una nueva oportunidad a la maternidad
Título
Vitrificación ovárica: una nueva oportunidad a la maternidad
Descripción
La vitrificación ovárica es una novedosa técnica que permite a las mujeres poder ser madre mediante la congelación de sus óvulos.
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…