¿Por qué congelar los óvulos?

Clínica PedrosaGinecología y Salud de la Mujer, Reproducción asistida y fertilidad

congelar los óvulos

La maternidad es un asunto que muchas mujeres deciden retrasar cada vez con más frecuencia, de ahí que muchas opten por someterse a un tratamiento que les permita congelar los óvulos. Si nos referimos al caso de España, de media las mujeres suelen esperar a los 30 años para tener su primer hijo, edad bastante elevada respecto a otros países europeos.

El aplazamiento de la decisión de ser madre se ve justificada principalmente por razones personales y/o profesionales acompañadas de las circunstancias económicas, que también determinan en gran medida esta opción.   Pero independientemente de las circunstancias que lleven a la dilación de la maternidad, lo cierto es que ésta implica que los niveles de fertilidad se vayan reduciendo de manera considerable a medida que se cumplen años, así como la calidad de los óvulos.

Congelar los óvulos es una opción que se ofrece en las clínicas de fertilidad como opción para aquellas mujeres que desean en un futuro ser madres y que no quieren renunciar a ello por el simple hecho de tener una edad superior.

¿Por qué congelar los óvulos?

A medida que avanza el tiempo, la fertilidad de la mujer se reduce de forma importante ya que los ovarios envejecen y por tanto, el embarazo no sólo es más difícil de conseguir, sino que también la probabilidad de que nazca un niño sano se aleja.

La dotación de ovocitos de la que dispone una mujer va desapareciendo de forma gradual, de forma que a partir de los 35 años, la mujer suele disponer aproximadamente de un 10% de la reserva total.  La disminución de la cantidad de óvulos no es sólo el problema, sino que la calidad de los mismos va empeorando a medida que pasan los años.

¿Qué razones llevan a congelar óvulos?

La principal razón es preservar la fertilidad. Las mujeres con carácter general nacen con un promedio de 1 millón de ovocitos. De éstos, cuando se llega a la pubertad, se pierden de manera aproximada la mitad, y a partir de la adolescencia, se van perdiendo 1000 en cada regla o menstruación. Llegada la edad de los 35 años, esta reserva ha disminuido de una manera muy considerable.

Conservar esta fertilidad es el objetivo de muchas mujeres jóvenes sin pareja que desean asegurar su futura maternidad, ya sea asumiéndola en solitario o con la pareja que deseen y que en la actualidad aún no han conocido.

Otra de las razones para congelar los óvulos es la opción de dilatar la decisión de tener un hijo por razones profesionales y/o personales.

Por otra parte, y dando una gran esperanza a las mujeres que sufren cáncer, congelar los óvulos se ofrece como una esperanza para tener un hijo una vez superada la enfermedad. En estos casos, la congelación de óvulos debe llevarse a cabo antes de someterse a un tratamiento oncológico, ya que la quimioterapia y la radioterapia pueden producir daños irreversibles en los óvulos.

En mujeres con poca reserva ovárica, al realizarse la fecundación in vitro, se pueden obtener ovocitos como resultado de varios ciclos de estimulación, por lo que los mismos, también pueden ser congelados.

Las razones ético-morales también están presentes, cuando no se desea congelar embriones en los ciclos de fecundación in vitro.

También se pueden mencionar otras razones médicas, como es el caso en que la mujer se haya visto sometida a una extirpación de ovario.

¿Todas las mujeres pueden congelar sus óvulos?

El requisito para proceder a este tipo de técnica es ser fértil, pero hay que realizar matizaciones. No toda mujer que tiene la menstruación es fértil, por lo que deberán realizarse previamente pruebas para determinar si sus óvulos son fecundos y de buena calidad. No siempre la edad cronológica coincide con la edad biológica, de ahí la necesidad de realizar estas pruebas con el fin de determinar la reserva ovárica y si existe cualquier anomalía.

¿Cuáles son las fases de esta técnica?

La vitrificación de ovocitos implica una serie de fases que a continuación se exponen:

Estimulación ovárica

Se trata de inducir a la mujer a que exista una ovulación múltiple mediante la administración de medicamentos hormonales.  De esta forma, en un ciclo se pueden lograr entre 8 y 10 óvulos, ya que se permite que los restantes ovocitos que se iban a desechar con la menstruación, se sigan desarrollando. Tras los 10 a 12 días de duración del tratamiento, se controla el crecimiento de los folículos por medio de ecografías.

Punción

Se trata de una pequeña intervención que permite la extracción de los ovocitos que han madurado en los ovarios de la mujer. Se realiza mediante una aspiración bajo el control ecográfico.

Vitrificación de los óvulos

Es la última fase de esta técnica, que se realiza en el laboratorio. Consiste en una solidificación celular a bajas temperaturas y de manera rápida, impidiendo que se produzcan formaciones de hielo a nivel celular.

A partir de aquí, los ovocitos se almacenan en un tanque de nitrógeno líquido a -196º C, en el que deberán permanecer identificados de forma inequívoca hasta que se produzca su demanda por parte del paciente.

¿Cuáles son los índices de éxito?

El éxito viene marcado no sólo por la calidad del óvulo, si no que tras la obtención del mismo y su colocación en el cuerpo de la mujer, la calidad del semen del hombre es otro factor importante y determinante para lograr el embarazo.

¿Hasta qué edad una mujer puede implantarse un óvulo congelado?

Aunque no existen restricciones legales, sí que es cierto que los 50 años representan una barrera médica y psicológica. A partir de esta edad, el organismo no está adaptado para un embarazo, existiendo múltiples riesgos asociados al mismo. A partir de aquí los días fértiles de la mujer llegan a su fin, apareciendo los síntomas de la menopausia.

¿Cuántos hijos se pueden tener?

Es necesario vitrificar un número razonable de óvulos y que los mismos sean de calidad para que realmente los mismos puedan ser usados en un futuro. El número de intentos es limitado, ya que depende del número de ovocitos que se tenga y del número de embriones que finalmente se consigan. No se puede decir que cada óvulo congelado supone en un futuro un embarazo, sino que algunos sí podrán ser fecundados y llegar a su término, pero otros a pesar de ser fecundados no siempre consiguen alcanzar el objetivo de lograr el embarazo.

Resumen
Congelar óvulos
Título
Congelar óvulos
Descripción
La técnica consistente en congelar óvulos se ha implantado en nuestra sociedad actual, en la que las mujeres deciden, cada vez con más frecuencia, retrasar la edad de la maternidad, esperando una mejora en sus condiciones sin renunciar a la calidad de sus óvulos que les permitirá un embarazo también de calidad.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…