HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00

¿Qué causa la sequedad vaginal?

sequedad vaginal

Índice

El cuerpo suele crear sus propios remedios para poder mantener a todos sus órganos con el correcto funcionamiento. De esta manera, se puede seguir produciendo aquellos organismos que ayudarán a no contraer enfermedades y que todo fluya con total normalidad. Uno de esos mecanismos es la lubricación de la vagina aunque en ocasiones se pueda padecer de sequedad vaginal.

Y es que la lubricación de la vagina y el flujo vaginal es el mecanismo que tienen las mujeres para poder protegerse, de forma natural, contra las infecciones. Así, si el cuerpo sufre algún tipo de anormalidad que no cree la lubricación necesaria, es posible que suframos algún que otro síntoma que pueda afectarnos a nivel físico como psicológico.

¿Qué es la sequedad vaginal?

Por un lado, debemos tener en cuenta que los conceptos de flujo vaginal y de lubricación vaginal son diferentes y, además, tienen funciones también distintas, ya que se producen en momentos completamente distintos. Aunque, realmente, entre el flujo vaginal y la lubricación en la vagina se ayudan entre sí.

El flujo vaginal es aquella secreción que se crea de forma natural en el cuerpo de las mujeres para conseguir limpiar y humidificar la zona de la vagina, además de protegerse de las posibles infecciones que se puedan padecer.

Dependiendo de la edad de la mujer y de la propia naturaleza de la misma, este flujo vaginal puede tener un aspecto y un color distinto, variando incluso en la cantidad que se produzca. En caso de producirse en menor cantidad, podríamos hablar de sequedad vaginal.

El flujo vaginal también puede verse afectado dependiendo de los cambios hormonales que se producen en el ciclo menstrual de cada mujer. De esta manera, su aspecto, color y cantidad pueden variar dependiendo del momento.

Por otro lado, el flujo vaginal no se produce por ningún tipo de casualidad. Y es que el flujo vaginal apoya a la defensa de agentes externos que puedan provocar algún inconveniente. Además, también ayuda en los procesos reproductivos y en las relaciones sexuales.

¿Cuáles son las causas de la sequedad vaginal?

De una manera u otra, cuando existe sequedad vaginal a partir de ese desequilibrio del que hablábamos entre microbiota y mucosa, es porque pueden existir varios factores. Es por esto que es importante siempre que consultes con tu profesional ginecológico de confianza.

La sequedad vaginal puede producirse por la ingesta de anticonceptivos hormonales, de medicación hormonal –normalmente recetada para el tratamiento de cáncer de mama, endometriosis, infertilidad…–.

Una de las causas más comunes que pueden producir sequedad vaginal es la menopausia. Y es que hasta el 40% de las mujeres con menopausia pueden sufrir de sequedad vaginal. Por otro lado, muchas de las causas también pueden ser el utilizar jabones no especializados en la higiene íntima, el exceso de lociones, ropa con poca transpiración o hábitos de vida que no sean saludables.

Por otro lado, también podemos sufrir de sequedad vaginal en los momentos de lactancia, tras haber tenido un bebé. Es cuando el cuerpo está sufriendo un cambio hormonal que puede afectar a la flora vaginal. De la misma manera que sucede cuando existe un proceso tumoral o de extirpación del útero o los ovarios.

¿Cómo se produce la lubricación genital?

Para que una mujer pueda producir una lubricación natural, debe existir una excitación sexual implícita en ese momento. Esto se debe a que el riego sanguíneo aumenta y el cuerpo genera su propia lubricación para así facilitar la penetración –en caso de que existiese– y así evitar molestias durante la misma.

A su vez, la lubricación también ayuda a poder mantener los niveles de pH de la vagina, pudiendo así ayudar a que los espermatozoides sobrevivan más tiempo dentro de la misma y a proteger las paredes vaginales de posibles desgarros y de dolores durante la penetración.

Y es aquí donde la sequedad vaginal entra en juego. La sequedad vaginal puede producirse porque la mujer no produzca la suficiente lubricación durante los procesos de excitación sexual. Por ello, lo más usual es la utilización de productos externos especializados para poder tener una.

¿Cómo podemos prevenir la sequedad vaginal?

Los elementos que contribuyen a que se produzca una buena lubricación en la vagina es la flora vaginal, o microbiota, y la mucosa que es la lubricación propiamente dicha. De esta manera, las paredes de la vagina comienzan a producir la mucosa, la lubricación natural, ayudando así a mantener la zona vaginal hidratada, en conjunción al flujo vaginal.

La flora vaginal, o la microbiota, compone un conjunto de microorganismos que habitan y protegen a la vagina de una forma completamente natural y sin causar daños. Así, se contribuye a tener una buena salud.

Cuando existe una disminución del flujo vaginal, produciendo una mala hidratación es porque existe un desequilibrio entre la flora vaginal y la mucosa. De esta manera, se acaba produciendo la sequedad vaginal.

Es por ello que es sumamente importante hacer revisiones de forma periódica en tu clínica ginecológica de confianza. En Clínica Pedrosa contamos con las mejores tecnologías y la mayor profesionalidad para poder diagnosticar y dar resolución a los problemas de sequedad vaginal.

 

Relacionado