HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00

Ovario poliquístico: una patología que deprime

ovario poliquistico

Índice

El síndrome del ovario poliquístico son palabras que Claudia no había oído antes mencionar, hasta que, tras preocuparse por la ausencia de su ciclo menstrual durante varios meses, decidió consultar con su médico, quien le diagnosticó esta patología. A Claudia no le preocupaba que su ciclo menstrual no fuera regular, porque al igual que otras chicas adolescentes, pensaba que la regularidad en la menstruación tardaría un tiempo en establecerse. Además, el exceso en el acné y el hecho de ganar peso son indicadores de tener el síndrome del ovario poliquístico.

¿Qué es el síndrome del ovario poliquístico?

El síndrome del ovario poliquístico es una alteración hormonal y metabólica que desencadena problemas en la ovulación y da lugar también a síntomas de carácter metabólico como la resistencia a la insulina.

Tanto los hombres como las mujeres generan hormonas sexuales aunque en cantidades diferentes dependiendo del género. En el caso de las mujeres, los ovarios fabrican principalmente las hormonas estrógeno y progesterona, y los andrógenos en menor cantidad (asociados éstos últimos al género masculino). Estas hormonas se encargan de regular el ciclo menstrual, y por tanto, el momento de la ovulación.

[bctt tweet=»Las revisiones ginecológicas son fundamentales para detectar el síndrome del #ovariopoliquístico y prevenir futuros problemas de #infertilidad.» username=»»]

Cuando la mujer sufre el síndrome del ovario poliquístico, lo que está ocurriendo es que sus ovarios están fabricando una mayor cantidad de andrógenos de lo normal, por lo que el desarrollo y la maduración de los óvulos pueden verse afectados. De ahí que las mujeres que lo padecen presenten períodos irregulares o la desaparición de la menstruación durante meses.

¿Cuáles son sus signos?

El síntoma principal del ovario poliquístico es tener períodos menstruales irregulares o ausencia de la regla durante un período más o menos prolongado, signo de que no se está ovulando. En las chicas adolescentes es más complicado identificar esta patología porque la regularización de la regla tras la primera menstruación puede tardar hasta dos años. Sin embargo, existen otros indicios que ayudan a identificar esta patología, la cual provoca cambios en todo el cuerpo y no sólo en los ovarios. Estas alteraciones se manifiestan en:

  • Aumento de peso o sufrir obesidad, poniendo especial atención cuando el peso se concentra en la zona de la cintura.
  • Acné y piel grasa.
  • Hirsutismo: se refiere al exceso de vello en el rostro, el abdomen, el pecho, la espalda o el área del pezón.
  • Alopecia (pérdida de cabello en la cabeza)
  • Zonas o parches de piel gruesa de color marrón o negro. Suelen aparecer en el cuello o axilas.
  • Alteraciones de la insulina: si la insulina no funciona correctamente, el páncreas tiene que fabricar mayor cantidad de insulina para mantener el azúcar normal en sangre, por lo que se desarrolla una resistencia a la insulina. Puede aparecer entonces una prediabetes o intolerancia a la glucosa.
  • Infertilidad: al padecer una ovulación irregular, las mujeres con el síndrome del ovario poliquístico tardan más en quedarse embarazadas.

[pullquote]El ovario poliquístico es muy difícil de detectar entre las adolescentes porque las alteraciones en la menstruación son frecuentes, sin embargo, es necesario estar atento a otros signos físicos  [/pullquote]

 

¿Cómo se diagnostica?

Cuando se presentan los síntomas anteriormente descritos, se ha de consultar con el médico, quien derivará al ginecólogo o endocrinólogo para realizar el diagnóstico.

Se realizará un examen previo acerca de la salud en el pasado, antecedentes familiares, medicación que se está tomando, posibles alergias, etc, centrándose sobre todo en cuestiones que afecten al período menstrual y la irregularidad de éste. El especialista realizará un examen físico, evaluando otros signos como el acné, el oscurecimiento de la piel y el exceso de vello en ciertas zonas corporales.

La analítica de sangre permitirá medir los niveles de los andrógenos, la insulina y otro tipo de hormonas, lo que ayudará a determinar el diagnóstico del ovario poliquístico.

También se recomienda realizar una ecografía para examinar los ovarios y conocer si existen quistes en los ovarios u otro tipo de anomalía.

 

¿Cuál es el tratamiento del síndrome del ovario poliquístico?

El síndrome del ovario poliquístico no se cura pero sí se pueden controlar sus síntomas. El tratamiento ha de ser individualizado, dependiendo de los síntomas que presente cada mujer. Con carácter general, las indicaciones se centran en los siguientes puntos:

  • Anticonceptivos orales: éstos ayudan a mejorar la ovulación, el hirsutismo y el acné. Inducen el período menstrual lo que permite regenerar también el endometrio evitando así enfermedades como el cáncer uterino.
  • Antiandrógenos: se suelen administrar de forma paralela a los anticonceptivos orales cuando éstos últimos no son suficientes para aliviar los síntomas, ayudando a aliviar los problemas de piel y de crecimiento de vello.
  • Pérdida de peso: cuando se baja de peso se ayuda a disminuir los síntomas relacionados con el ovario poliquístico como son la hipertensión y la diabetes.
  • Metformina: es un medicamento que se utiliza para tratar la resistencia a la insulina.
  • Disminuir los factores de riesgo cardiovascular: el síndrome del ovario poliquístico puede suponer un riesgo cardiovascular, por lo que las medidas van orientadas a hábitos de vida saludable: hacer ejercicio, dieta mediterránea, controlar la tensión arterial, el colesterol, etc.
  • Tratamiento dermatológico: se puede eliminar el vello de forma temporal (cera, aclarado del pelo, afeitado, etc) o permanente con la fotodepilación. Para el vello facial se utilizan productos que se aplican sobre la piel como la eflornitina. Para el tratamiento del acné existe una gama amplia de productos que permiten reducirlo e incluso de carácter antibiótico si existe infección en la piel.

[pullquote]El síndrome del ovario poliquístico no se cura, pero sí es posible controlar y aliviar sus síntomas en gran medida[/pullquote]

Sufrir el síndrome del ovario poliquístico puede influir de forma muy negativa para la autoestima de la mujer, sobre todo en el caso de las chicas jóvenes, ya que los problemas en la piel, el vello corporal y la ganancia de peso son signos físicamente visibles. Sin embargo, este tipo de manifestaciones pueden aliviarse a través de un tratamiento adecuado que puede combinar las indicaciones referidas anteriormente.

En el caso de que exista una sensibilidad mayor a este problema generando episodios de tristeza o depresión se debería consultar con un psicólogo que permita generar la confianza y autoestima suficiente para enfrentar esta patología.

Relacionado