Conoce al especialista de displasia cervical en Granada

Clínica PedrosaGinecología y Salud de la Mujer

Mi ginecólogo me dijo que tenía displasia cervical: ¿Qué es? ¿Es un cáncer? Antes de nada, desde Clínica Pedrosa queremos que mantengas la calma porque la displasia cervical NO es un cáncer. Si has estado en esta situación o has escuchado hablar de la displasia cervical, pero tienes dudas acerca de su significado sigue leyendo y nuestro especialista de displasia cervical en Granada te aclarará todas las dudas.

Especialista de displasia cervical en Granada: ¿Qué es?

displasia cervical

El especialista de displasia cervical en Granada nos cuenta que la displasia cervical es un término que indica que se encontraron células anormales en la superficie del cuello del útero. Esta es la zona inferior del cuello del útero (matriz) que desemboca en la parte superior de la vagina. La displasia cervical puede ser de leve a grave, dependiendo del aspecto que tengan las células anormales.

La displasia cervical se detecta mediante la prueba de Papanicolaou y su diagnóstico se consigue con una biopsia. Como hemos comentado, los cambios anormales en las células pueden ser leves, moderados o graves. Si una persona es diagnosticada de displasia cervical no significa que tenga cáncer de cuello uterino. Pero si no se recibe tratamiento las células podrían provocar cáncer.

Síntomas de la displasia cervical en Granada

El especialista de displasia cervical en Granada afirma que las personas que padecen displasia cervical no suelen presentar ningún síntoma. Por lo que es muy importante realizar exámenes de forma regular. Los profesionales de Clínica Pedrosa recomendamos pruebas de Papanicolau de rutina para poder diagnosticar el cáncer de cuello uterino de manera temprana, si existiera. Para saber cuándo y con qué frecuencia debes realizar las pruebas no dudes en consultar con tu médico o nuestros especialistas en ginecología y salud de la mujer.

Causas de la displasia cervical

¿Qué causas provocan la displasia cervical? El especialista en displasia cervical en Granada nos explica, que la displasia cervical puede presentarse a cualquier edad. Pero, el seguimiento y el tipo de tratamiento si que dependen de la edad del paciente.

La causa de la displasia cervical es el virus del papiloma humano (VPH). Es un virus común que se contagia a través del contacto o las relaciones sexuales sin protección. El VPH es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) responsable del 70% del cáncer cervicouterino. Hay muchos tipos de VPH. Algunos tipos llevan a cáncer de cuello uterino o displasia cervical. Otros tipos de VPH pueden causar verrugas genitales. Desde Clínica Pedrosa no queremos crear ninguna alarma, ya que la infección por el Virus del Papiloma Humano es muy frecuente, y en un 90% de los casos tus propias defensas “logran vencerlo” sin dar mayores problemas. Pero, sí, queremos que sepas que es fundamental protegerse contra el VPH y conocer los siguientes factores que incrementan el riesgo de displasia cervical:

¿Qué factores pueden aumentar el riesgo de displasia cervical?

  • Mantener relaciones sexuales antes de los 18 años
  • No protegerse contra el VPH
  • Tener un bebé a muy temprana edad
  • Tener múltiples parejas sexuales
  • Tener otras enfermedades, como tuberculosis o VIH
  • Usar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario
  • Fumar

Clasificación de la displasia cervical 

Como hemos comentado en los apartados anteriores, las células anormales de la displasia cervical pueden ser leves, moderadas o graves. A continuación, el especialista de displasia cervical en Granada nos habla de la clasificación:

  • Displasia leve

La displasia leve, es la más frecuente. Este tipo también es conocido como, lesión intraepitelial escamosa de bajo grado. Es una respuesta de las células del cuello uterino a la agresión del virus y en el 70 % de los casos se cura sin ningún tratamiento.

En las mujeres con displasia leve que tienen menos de 30 años no se recomienda administrar el tratamiento, ya que la mayoría de estas lesiones curan solas en un periodo de 12 a 16 meses y en los tratamientos correspondientes a las displasias leves se aplica la crioterapia, el laser o la conización. Estos tratamientos son muy agresivos y pueden provocar efectos secundarios indeseables y permanentes en el cuello uterino que pueden influir en futuros embarazos.

El especialista de displasia cervical en Granada nos cuenta, que existe una muy pequeña fracción en los casos de displasia leve que hayan evolucionado a cronicidad y que puedan dar origen a una lesión más grave (displasia moderada o grave).

  • Displasia moderada y grave

displasia cervical grave

Las displasias moderada y severa, o lesión intraepitelial escamosa de alto grado, es una forma más grave de displasia del cuello uterino. Es un tipo que tiene mayor riesgo de transformarse en lesiones cancerosas, por lo que se debe tratar a la mayor brevedad posible.

El diagnóstico del especialista de displasia cervical en Granada

El especialista de displasia cervical en Granada te aconsejará realizar una prueba de Papanicolaou de rutina. Para llevar a cabo esta prueba, el especialista tomará una muestra del cuello uterino para recoger una muestra de células. Esto normalmente no es doloroso. Después, las células se envían a un laboratorio para ser procesadas. El especialista de displasia cervical en Granada recibe los resultados de la prueba de Papanicolaou, que pueden ser normales, anormales o no concluyentes. Si los resultados son normales, el médico te indicará cuando podrás realizar las siguientes revisiones de forma regular.

Por otro lado, si recibimos unos resultados no concluyentes, esto no indicaría una displasia cervical, ya que podría tratarse de una infección simple en el cuello del útero o en la vagina. El especialista de displasia cervical en Granada puede ordenar repetir la prueba.

El resultado anormal confirma el diagnóstico de displasia cervical. Con pruebas adicionales descubriremos si los cambios celulares son leves, moderados o graves. El especialista utilizará una colposcopia para observar el cuello uterino más detenidamente. Tomará una muestra más grande de tejido o células anormales para realizar una biopsia. Estas biopsias son pequeñas.

Como hemos podido adelantar, el especialista de displasia cervical en Granada podría distinguir en una biopsia de displasia cervical denominada, neoplasia intraepitelial cervical (NIC), tres niveles:

  • CIN I (displasia leve)
  • CIN II (displasia moderada a marcada)
  • CIN III (displasia severa a carcinoma in situ)

Tratamiento del especialista de displasia cervical en Granada

El tratamiento para la displasia cervical dependerá del grado de células anormales y de sus antecedentes médicos. El tratamiento para los casos leves desaparecerá en el trascurso de lo meses posteriores. En ese caso, el médico podría sugerir una prueba de Papanicolaou cada 6 a 12 meses, en lugar de cada 3 a 5 años. Pero si los cambios no desaparecen o empeoran, se recomendará seguir un tratamiento.

En los casos de displasia cervical moderada o grave se aconseja recibir un tratamiento inmediato. Las opciones de tratamiento del especialista de displasia cervical en Granada serán las siguientes:

  • Criocirugía: congela el tejido cervical anormal;
  • LEEP (procedimiento de escisión electroquirúrgica:) quema las células anormales con un asa de alambre en bucle que transmite corriente eléctrica;
  • Cirugía (Láser, bisturí o ambos): extirpa las células anormales;
  • Histerectomía: en casos raros de displasia cervical grave se aconseja extraer el cuello uterino completamente.

 

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…