Cómo comienza cáncer mama: signos advertencia

Clínica PedrosaOncología ginecológica

A lo largo de esta semana hemos escuchado hablar mucho más del cáncer de mama y es que, el día 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Mama, es una celebración que busca concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación y el diagnóstico precoz de esta enfermedad. El cáncer de mama es el tipo de tumor más frecuente en mujeres, pero detectado a tiempo puede ser tratado y curado. Muchas mujeres que vienen a Clínica Pedrosa a realizarse las pruebas para el diagnóstico precoz del cáncer de mama nos preguntan cómo comienza el cáncer de mama y sobre los signos que pueden ser significativos. A resolver la primera cuestión “cómo comienza el cáncer de mama” vamos a dedicar este artículo, en cuanto a ¿cuáles son los síntomas del cáncer de mama?podrás resolver las dudas consultando nuestro artículo sobre cáncer de mama. 

¿Cómo comienza el cáncer de mama?

Los cambios o mutaciones sufridas en el ADN pueden causar que las células normales de la mama se vuelvan cancerosas. Estos cambios en el ADN son heredados de los padres y son un factor de riesgo que aumenta significativamente el desarrollo de cáncer de mama. Existen otros factores de riesgo como la alimentación y la cantidad de ejercicio que hacemos que también podrán explicar su origen, aunque aún no se sabe cómo exactamente cómo comienza el cáncer de mama algunos de estos factores de riesgo causan que las células normales se conviertan en cáncer. Se piensa que las hormonas están implicadas en muchos casos de cáncer de mama, aunque se desconoce con exactitud cómo comienza el cáncer de mama.

Causas

Mutaciones hereditarias y mutaciones adquiridas del ADN

Las células normales de los senos se convierten en cancerosas debido a variaciones en el ADN. El ácido desoxirribonucleico (ADN) es un ácido nucleico que contiene las instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos. La molécula de ADN consiste en dos cadenas que se enrollan entre ellas para formar una estructura de doble hélice.

Algunos cambios en el ADN son hereditarios, es decir que se adquieren de los padres al nacer.  Estos cambios pueden aumentar en gran medida el riesgo de algunos tipos de cáncer. Los cambios en el ADN son causa en muchas familias de cánceres.

Sin embargo, la mayoría de los cambios en el ADN relacionados con el cáncer de mama son adquiridos. Esto significa que la mutación ocurrió en las células de la mama durante el transcurso de la vida de la mujer, y no es un cambio que ya se heredó al nacer. Las mutaciones del ADN adquiridas ocurren con el paso del tiempo solamente en las células del cáncer de mama.

Protooncogenes

Los protooncogenes son genes que protegen y ayudan al crecimiento normal de las células. Ocurre que cuando un protooncogen sufre algún tipo de cambio, o existen demasiadas copias de él, se convierte en un gen “insano” (oncogén) que puede quedarse activado. Esto quiere decir, que la célula crece fuera de control y produce células descontroladamente, causando el cáncer.

Genes supresores de tumor

Los genes supresores de tumores son los genes normales que desaceleran la división celular (crecimiento celular), reparan los errores en el ADN, o indican a las células cuándo deben morir (apoptosis o muerte celular programada). Cuando dichos genes supresores de tumores fallan, las células crecen fuera de control, producir más células de forma descontrolada, y las células no mueren cuando deberían hacerlo, siendo un factor de riesgo muy alto para desarrollar cáncer.

Un gen supresor de tumor evita que la célula se divida muy rápidamente del mismo, sin ese mecanismo, la división celular puede descontrolarse.

Cambios genéticos hereditarios

Ciertos cambios hereditarios en el ADN pueden aumentar exponencialmente el riesgo de padecer ciertos tipos de cánceres y se relacionan a muchos de los cánceres que afectan a algunas familias.

Actualmente, las pruebas genéticas son capaces de identificar en algunas mujeres las mutaciones heredadas de los genes supresores de tumores BRCA1 o BRCA2 (o con menos frecuencia en otros genes como PALB2, ATM o CHEK2). Estos avances ofrecen la posibilidad de tomar medidas para reducir su riesgo de cáncer de mama.

Cambios genéticos adquiridos

En general, los casos de las mutaciones del ADN relacionadas con el cáncer de mama suceden en las células del seno a lo largo de la vida de una mujer, y no son heredadas. Las mutaciones adquiridas de los oncogenes y/o de los genes supresores de tumores pueden ser consecuencia de otros factores, como radiación o sustancias químicas que producen cáncer. Pero, es cierto, que hasta el momento no se conocen las causas de la mayoría de las mutaciones adquiridas que pueden causar cáncer de mama. Generalmente, los cánceres de mama presentan varias mutaciones genéticas que son adquiridas. 

Cómo comienza el cáncer de mama: signos de advertencia

Los síntomas del cáncer de mama se presentan de distinta forma en cada caso y persona. Algunas mujeres cuentan no haber tenido ningún síntoma y otras describen alguno, no todos. Los especialistas de Clínica Pedrosa te recomendamos realizar revisiones periódicas (ecografía mamaria) para detectar a tiempo cualquier posible enfermedad, tumor o cáncer de mama.

Algunos signos de advertencia del cáncer de mama son:

  • Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).
  • Aumento o hinchazón de una parte de la mama.
  • Dolor en cualquier parte de la mama.
  • Irritación o hundimientos en la piel de la mama.
  • Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
  • Hundimiento del pezón.
  • Dolor en la zona del pezón.
  • Derrame del pezón, distinta de leche, incluso de sangre.
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…