HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00
HORARIO EN AGOSTO:
- MAÑANAS: días 1 y 3 de 8:30 a 14:30h. (tardes cerrado)
- TARDES: días 2, 30 y 31 de 15:30 a 21:30h (mañanas cerrado)
PERMANECEREMOS CERRADOS DEL 4 AL 29 DE AGOSTO (AMBOS INCLUSIVE)

Cómo afrontar el síndrome premenstrual

sindrome premenstrual

Índice

El ciclo menstrual de la mujer lleva aparejado en ocasiones un contexto de molestias anterior a la llegada de la menstruación propiamente dicha, conocido como síndrome premenstrual,  de forma que la mujer experimenta síntomas que le avisan de la cercanía de los días correspondientes al período.

Generalmente, las mujeres suelen experimentar algunos cambios, aunque suelen ser leves. Sin embargo, otras mujeres sufren molestias de mayor calado, que incluso requieren la intervención de tratamiento médico. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), ocho de cada diez mujeres sufren alguna de estas alteraciones características antes de la menstruación, por lo que es importante abarcar este ámbito para llegar a comprenderlo mejor, profundizando en el  conocimiento de sus síntomas, el origen y las alternativas existentes para su adecuado tratamiento.

Qué es el síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual reúne una sintomatología no sólo de carácter físico, sino psíquico y emocional que altera, aunque sea de forma leve, las actividades cotidianas y las relaciones personales de la mujer durante la fase lutea (segunda fase del ciclo menstrual, es decir, entre la ovulación y la regla).

¿Cuándo aparecen los síntomas premenstruales?

En función de las investigaciones, el síndrome premenstrual se inicia unos días después de la ovulación, por lo tanto, entre una o dos semanas antes de la llegada del período menstrual. Esto es debido a que, después de la ovulación, los niveles asociados al estrógeno y la progesterona bajan. Los síntomas desaparecen por completo dos o cuatro días después de la llegada del período menstrual, gracias a que el nivel de hormonas a partir de este momento, empieza a ascender.

¿Cuáles son sus síntomas?

Como se ha señalado anteriormente, los síntomas son muy variados, y la intensidad de los mismos depende también de cada mujer. Entre las principales manifestaciones se encuentran:

Síntomas físicos:

  • Sensibilidad en los senos.
  • Hinchazón.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor lumbar.
  • Alteraciones como diarrea o estreñimiento.
  • Acné.
  • Molestia por ruidos o incluso a la luz.
  • Insomnio o dificultad para conciliar o mantener el sueño por la noche.
  • Calambres o presión en la parte baja del abdomen.
  • Mareos.
  • Desmayos.
  • Fatiga.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor articular y muscular

Alteraciones emocionales / psicológicas:

  • Agitación.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Problemas de concentración.
  • Confusión.
  • Crisis de llanto.
  • Olvido o pérdida de memoria.
  • Nerviosismo
  • Cambios de humor.
  • Hipersensibilidad emocional.
  • Retraimiento social.
  • Disminución de la líbido

¿Por qué se da el síndrome premenstrual?

La etiología o la causa del síndrome premenstrual no está determinada de una forma exacta, sino que se apunta más a un origen multifactorial. Principalmente los cambios hormonales son los responsables de los síntomas que aparecen durante esta etapa; también se apunta a cambios químicos en el cerebro, de forma que la serotonina (un químico en el cerebro que actúa como neurotransmisor) puede actuar también como un desencadenante cuando está en niveles bajos y contribuir a la depresión premenstrual, la fatiga, las alteraciones en el sueño o los antojos de comida. Pero en todo caso, no hay que olvidar factores medioambientales, nutricionales y genéticos, los cuales pueden también condicionar la aparición del síndrome y su gravedad.

¿Qué puedo hacer en casa para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual?

Los consejos que se exponen a continuación tienen la finalidad de ayudar a llevar una vida más sana, lo que repercute también en el alivio de algunos de los síntomas del síndrome premenstrual. De esta forma se recomienda:

– Realizar ejercicio físico de forma regular, ya que ayuda a combatir la fatiga y la dificultad para concentrarse.

– Llevar una dieta sana, ingiriendo alimentos saludables y evitando las bebidas con cafeína y azúcar, sobre todo en las dos semanas anteriores a la llegada de la menstruación.

– Descansar y dormir al menos ocho horas todos los días. La falta de descanso provoca cambios de humor y está fuertemente vinculada con la depresión y la ansiedad.

– Descubrir nuevos mecanismos para gestionar el estrés. El yoga, los ejercicios de pilates y la meditación son formas muy útiles para combatirlo.

Evitar hábitos tóxicos como el tabaco, ya que según un estudio, las mujeres fumadores tenían más síntomas y de mayor gravedad que las no fumadoras.

¿Qué medicamentos se utilizan para tratarlo?

Con carácter general, se utilizan los analgésicos para combatir el dolor de cabeza, el de espalda, la sensibilidad de los senos, etc. Entre ellos destacan el Iburprofeno, el Naproxeno o la Aspirina. Siempre siguiendo las indicaciones de tu médico, la administración de este tipo de analgésicos antes del comienzo de la menstruación alivia el dolor y el sangrado una vez llegado el período.

Por otra parte, cuando los analgésicos no son suficientes para combatir el síndrome premenstrual, el especialista puede indicar la toma de anticonceptivos hormonales, antidepresivos, diuréticos y ansiolíticos, atendiendo a las necesidades de cada mujer.

¿Qué tipo de mujer sufre el síndrome premenstrual?

Como se indicó al inicio del artículo, las estadísticas recoge que ocho de cada diez mujeres tienen síntomas relacionados con el síndrome premenstrual a lo largo de su vida, pero en la mayoría de los casos, los síntomas que manifiestas son de carácter leve.

Por otra parte, menos del 5% de las mujeres que se encuentran en edad reproductiva, sufren un tipo de síndrome premenstrual de carácter más grave, llamado transtorno disfórico premenstrual.

Las mujeres que presentan el síndrome premenstrual suelen coincidir en los siguientes aspectos:

– tienen altos niveles de estrés

– tienen antecedentes de depresión en familiares cercanos

– tienen antecedentes personales de depresión.

Recomendaciones desde Clínica Pedrosa

Al ser el síndrome premenstrual un problema que afecta a la salud y a la calidad de vida de muchas mujeres, es recomendable acudir al ginecólogo de forma que pueda realizar un diagnóstico adecuado a partir de la historia clínica y ofrecer un tratamiento acorde con las necesidades y sintomatología de la paciente. En Clínica Pedrosa tratamos este tipo de problemas, de forma que ante cualquier duda, consúltenos.

Relacionado