Anticonceptivos femeninos: tipos, características y eficacia

Clínica PedrosaGinecología y Salud de la Mujer

anticonceptivos femeninos

Alrededor de un 16% de las mujeres en España que se encuentran en edad fértil no utilizan anticonceptivos femeninos en sus relaciones sexuales. Son muchos factores los que inciden en su no utilización: desconfianza, incomodidad, desinterés o creencias religiosas, etc. De los estudios realizados también se deduce que el 40% de los embarazos en España no son buscados.

Aunque no existe el método anticonceptivo perfecto, sí que cada uno está diseñado para tener un uso determinado para conseguir la efectividad que se le presupone. Si se utilizan de manera adecuada, tienen una efectividad superior al 90%, de ahí la necesidad de conocerlos para realizar un uso correcto de los mismos.

El 40% de los embarazos en España no son buscados, de ahí la necesidad de tener una información adecuada sobre la adecuada utilización de los métodos anticonceptivos

También es necesario incidir que buena parte de los métodos anticonceptivos no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS), por lo que este hecho deberá ser valorado a la hora de realizar la elección correcta.

¿Qué son los anticonceptivos femeninos?

El objetivo de los anticonceptivos femeninos es impedir o reducir las posibilidades de quedar embarazada tras mantener relaciones sexuales vía vaginal. Actualmente existe un amplio abanico de anticonceptivos para mujeres, cuya elección dependerá de las circunstancias o necesidades personales de cada mujer.

Principales métodos anticonceptivos femeninos

Diafragma

El diafragma consiste en un capuchón de látex o silicona que se introduce en la vagina, cubriendo el cuello del útero con la finalidad de impedir la entrada del esperma. El uso del mismo debe estar indicado por el ginecólogo, quien deberá enseñar a la mujer cómo usarlo, además de la aplicación de un espermicida para aumentar su eficacia. Se coloca 10 minutos antes de mantener las relaciones sexuales y permanece colocado durante ocho horas. Posteriormente se retira y se lava con agua y jabón neutro, se seca y se guarda en su envase. Ha de mantenerse en un lugar fresco y seco. El mismo ha de cambiarse cada año.

Su precio ronda los 30 euros, y tiene una efectividad del 95% si se usa correctamente. Protege frente a las infecciones por clamidias.

Anticonceptivos orales

pastillas anticonceptivasLos anticonceptivos orales son el segundo método anticonceptivo más usado tras los preservativos masculinos. Han de ser prescritos por un médico. Las pastillas anticonceptivas vienen dispuestas en tabletas consistentes en pastillas que se toman de forma diaria sobre la misma hora para asegurar su eficacia. Se dan principalmente dos tipos de anticonceptivos hormonales:

  • Píldora combinada compuesta de gestágenos (inhiben la ovulación) y estrógenos (para mantener la regularidad de la menstruación).
  • Minipíldora: contiene únicamente gestágenos, y se indican para cuando las condiciones de salud de la mujer está contraindicado la píldora combinada debido a hipertensión, obesidad, etc.

Las pastillas anticonceptivas tienen una eficacia casi del 100% y su precio por envase es de aproximadamente 10 €. No protegen contra las ETS.

La eficacia de las pastillas anticonceptivas es tan alta que se ha convertido en el segundo método anticonceptivo más usado después del preservativo femenino

Anillo anticonceptivo

Otro de los métodos anticonceptivos para muejres es el anillo anticonceptivo. Se trata de un plástico en forma de anillo, flexible y con un diámetro de 5 centímetros, el cual se coloca una vez al mes en la vagina, entre el primer y quinto día del ciclo menstrual. Los efectos se producen durante tres semanas, de forma que en la cuarta semana se retira, dando lugar a la regla o menstruación. Se trata de un dispositivo que libera gestágenos y estrógenos que se absorben por la mucosa vaginal.

Su eficacia supera el 90% al igual que la pastilla anticonceptiva y su precio es de 15 € aproximadamente. No protegen frente a las ETS.

Saber utilizar los #métodosanticonceptivos femeninos es fundamental para la prevención de embarazos no deseados. De ahí que sea necesaria una adecuada información sobre los mismos #anticonceptivos #mujer Clic para tuitear

Preservativo femenino

Consiste en una funda de plástico fino y transparente que se ajusta a las paredes de la zona vaginal. Actúa como un método de barrera impidiendo que el esperma alcance el óvulo, proporcionando además protección contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Sólo se puede llevar durante ocho horas y es de un único uso. Suele ser rechazado por las mujeres debido a su diseño que consideran antiestético por el hecho de que el anillo sobresale de la vagina.

La eficacia del preservativo femenino oscila entre el 79 y 90%, siendo su precio de 10 €.

Parche

El parche es otro de los métodos anticonceptivos para mujeres más extendidos debido a su facilidad en el uso. Se trata de una banda adhesiva que se pone sobre la piel. Ésta libera los componentes hormonales cuando entran en contacto con la epidermis. Se recomienda su utilización en una zona corporal que no tenga demasiado roce con la ropa, ya que si no, se despegaría. El parche ha de cambiarse cada semana durante 21 días (3 semanas). En la cuarta semana la mujer no se lo pone, apareciendo entonces la menstruación.

Su eficacia oscila entre el 99,7% y el 98,8% y su coste mensual ronda los 15 euros. Tampoco protege frente a las ETS.

Inyecciones hormonales

Se trata de una inyección intramuscular compuesta de hormonas que se administra entre el primer y quinto día de la menstruación. El que las aplica es el ginecólogo, pudiendo optar porque las mismas sean mensuales (contiene progestágenos y estrógenos), bimensuales o trimestrales (sólo contiene progestágenos). Su finalidad es atrofiar el endometrio e inhibir la ovulación.

La eficacia de las inyecciones hormonales se encuentra entre el 97 y el 99%. Se trata de un anticonceptivo a largo plazo, por lo que la fertilidad puede tardar en regularizarse. No ofrece protección contra las ETS.

DIU (Dispositivo intrauterino)

Se trata de un dispositivo de plástico pequeño y en forma de “T” que el ginecólogo coloca en el cuello uterino. Está recubierto de cobre, ya que se trata de un metal tóxico para el esperma. La anticoncepción despliega sus efectos durante 5 años. Sólo lo pueden utilizar las mujeres que ya han sido madres con anterioridad.

Debido a esta limitación, actualmente existe el mismo dispositivo que no tiene cobre en su composición, sino que contiene un depósito de hormonas que actúan sobre el endometrio. Su duración es de tres años.

Su eficacia al igual que otros métodos anticonceptivos para mujeres es del 99% y su precio se encuentra entre los 140 y los 160 €.

Entre las desventajas del DIU convencional se encuentra que la regla es más abundante y dolorosa. Ninguno de los DIU mencionados protege contra las ETS.

Implante

Se trata de una varilla de cuatro centímetros que se coloca en el interior del brazo con anestesia local. Contiene la horma del etonegestrel, y la misma se va liberando diariamente, alargando sus efectos anticonceptivos durante  3 años. Los efectos secundarios son múltiples ya que puede provocar irregularidades y hemorragias menstruales, además de acné, fatiga y retención de líquidos. No está indicada para las situaciones de lactancia, hipertensión o sobrepeso.

Su eficacia ronda el 99,5%, y el coste es de 140 €. No protege contra las ETS.

Resumen
Anticonceptivos femeninos: tipos, características y eficacia
Título
Anticonceptivos femeninos: tipos, características y eficacia
Descripción
Actualmente existe un amplio abanico de anticonceptivos femeninos que la mujer puede utilizar para prevenir embarazos no deseados, como los anticonceptivos orales o el anillo anticonceptivo. El correcto uso vendrá dado gracias al conocimiento de las características de los mismos.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…