Toxoplasmosis en el embarazo

Clínica PedrosaObstetricia y control del embarazo

Toxoplasmosis en el embarazo

Si estas embarazada, seguramente, habrás estado escuchando como algunas personas te han mencionado que las embarazadas no pueden comer jamón serrano para no contraer la toxoplasmosis. O en contraposición, te has encontrado con personas que te han dicho que sí, pero a tu hermana, prima, amiga que ni se le ocurra y no sabes qué hacer. Pues vamos a intentar aclarar tus dudas en este artículo sobre toxoplasmosis en el embarazo.

¿Qué es la toxoplasmosis en el embarazo?

toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis es una infección causada por un protozoo parásito llamado Toxoplasma gondii, un parásito intracelular obligado. Es considerada una enfermedad infecciosa (zoonosis), es decir, una enfermedad cuya vía de contagio se encuentra en los animales y es transmitida a los seres humanos mediante diferentes mecanismos como la ingestión de alimentos contaminados o la manipulación de heces de animales portadores.

Síntomas 

La toxoplasmosis no suele presentar ningún síntoma, por lo que suele ser difícil detectarla precozmente cuando se producen en las mujeres embarazadas. Los síntomas puede presentarse y ser diversos dependiendo de la situación inmunitaria del paciente y al momento en que se inició la infección. A continuación, describiremos las tres posibilidades y sus síntomas:

Pacientes inmunocompetentes

En las personas con un sistema inmunitario sano y fuerte la infección es leve y los síntomas, cuando aparecen suelen ser leves y semejantes a los de una gripe, o resolverse a los pocos meses. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Dolor muscular.
  • Malestar.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Sudoración nocturna.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en cabeza y cuello.
  • Exantema maculopapuloso.
  • Coriorretinitis unilateral

Pacientes inmunodeprimidos

Los síntomas característicos en pacientes inmunodeprimidos se presentan con una encefalitis toxoplásmica, abscesos múltiples en el cerebro y signos como:

  • Alteración del estado mental.
  • Debilidad.
  • Convulsiones.
  • Fiebre.
  • Signos cerebelosos.
  • Anomalías sensoriales.
  • Alteraciones del movimiento.
  • Inflamación de la retina y visión borrosa.
  • Demencia.
  • Ansiedad.
  • Agitación.
  • En algunos casos, enfermedad pulmonar.

Toxoplasmosis congénita

En pacientes con toxoplasmosis congénita los síntomas son diversos y pueden presentarse en diferentes momentos después del nacimiento. La causa de la toxoplasmosis congénita es por una infección aguda, asintomática, adquirida por la mujer durante el embarazo y transmitida al feto a través de la placenta.

Los síntomas característicos son:

  • Neumonía.
  • Exantema.
  • Anemia.
  • Ictericia.
  • Coriorretinitis.
  • Estrabismo.
  • Ceguera.
  • Convulsiones.
  • Retraso psicomotor o mental.
  • Hidrocefalia.
  • Hipotermia.
  • Microcefalia.

Vías de contagio

contagio Toxoplasmosis en el embarazo

La infección por toxoplasmosis es muy frecuente, aunque depende de los hábitos dietéticos e higiénicos, pues entre las principales vías de contagio se encuentran:

  • Las verduras crudas mal lavadas.
  • Los gatos y otros felinos.

Diagnóstico

Como hemos comentado, muchas personas desconocen haber padecido la infección, ya que los síntomas suelen ser muy leves y pasan desapercibidos. El médico para establecer el diagnóstico, realizará un análisis de sangre, que determinará la presencia de anticuerpos específicos de tipo IgG o IgM.

Las mujeres que se infectaron y desarrollaron anticuerpos antes de quedar embarazadas no infectarán a su bebé pero, en caso contrario, es muy importante tomar precauciones para evitar infectarse durante la gestación. En nuestro país, se realiza un análisis de sangre a todas las mujeres embarazadas en la primera analítica para comprobar si son inmunes, y extremar las medidas de prevención si no lo son. La IgG positiva implica que la mujer ha generado anticuerpos por una infección pasada y, por tanto, tendría una probabilidad muy baja de infectar a su bebé.

En Clínica Pedrosa recomendamos que las mujeres que deseen quedarse embarazadas se realicen la prueba antes de la concepción y comiencen a tomar precauciones si no presentan anticuerpos, ya que en el caso de contraer la infección en las primeras semanas de gestación las consecuencias para el feto son más graves que si ocurriera al final del embarazo.

Tratamiento de toxoplasmosis en el embarazo

Los tratamientos utilizados para combatir la toxoplasmosis son el uso de antibióticos. Generalmente, para los adultos, esta enfermedad no es peligrosa, pero contraerla durante el embarazo resulta muy arriesgado para el feto. Como hemos informado, esto es posible que ocurra si comemos carne cruda o poco hecha, en particular la de cerdo o la de cordero, comiendo verdura cruda contaminada, o bien tocando heces de animales infectados y no lavándose después las manos cuidadosamente.

 Prevención de la toxoplasmosis

Tomar medidas para prevenir la toxoplasmosis en el embarazo es una tarea sencilla, basta con seguir unas normas generales de higiene para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada, no consumir carne cruda o poco cocinada y evitar el contacto con heces de gato y sobre todo, no hacer casos de algunos mitos sobre el embarazo.

  • Higiene: es fundamental lavarse bien las manos después de manipular carne cruda, verdura fresca, después de limpiar las heces de tu gato o estés en contacto con tierra.
  • Consumo de carne: la carne de vaca no puede transmitir el toxoplasma, pero como no podemos controlar si ha sido mezclada con la de otros animales, es mejor cocinar la carne (del tipo que sea) por completo antes de comerla o congelarla a -20º, puesto que el toxoplasma no se mantendrá a esa temperatura.
  • Verdura cruda: la verdura podría haber estado en contacto con agua o tierra infectada por heces de animal, así que es imprescindible que te asegures de lavarla bien. Te recomendamos lavarla por arrastre, bajo el chorro de agua y frotando hoja por hoja para eliminar cualquier resto.
Resumen
Toxoplasmosis en el embarazo
Título
Toxoplasmosis en el embarazo
Descripción
La toxoplasmosis es una infección causada por un protozoo parásito llamado Toxoplasma gondii, un parásito intracelular obligado.
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…