HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00

Papiloma intraductal: síntomas y tratamiento

papiloma intraductal

Índice

La aparición de un bulto en el pecho puede ser motivo de gran preocupación para la mujer, quien automáticamente lo relaciona con un posible cáncer. Pero no siempre los bultos en el pecho son sinónimo de cáncer, sino que pueden deberse a otro tipo de patologías como quistes, fibroadenomas o, como es el caso que se va a exponer, al papiloma intraductal o también conocido como papiloma ductal.

¿Qué es el papiloma intraductal?

El papiloma intraductal es un tumor benigno (no canceroso) que se puede asemejar a una verruga que crece dentro de los conductos lácteos de los senos. Está formado por glándulas y tejido fibroso y vasos sanguíneos (tejido fibrovascular).

En función de cómo se presente, pueden existir varios tipos. Por un lado, si el papiloma intraductal aparece de forma aislada en los grandes conductos lácteos, entonces se trata del papiloma intraductal solitario. Éste aparece como un pequeño bulto cercano al pezón y puede ocasionar secreción (y a veces sangrado), pero no está asociado a un mayor riesgo de padecer cáncer de mama. Por otra parte, si el papiloma intraductal aparece en los conductos que están más alejados del pezón, su manifestación se hace en forma de papilomas múltiples, en grupos de pequeños tumores. En este caso, son más pequeños y aumentan ligeramente el riesgo de padecer cáncer de mama.

Síntomas del papiloma intraductal

La característica principal en el papiloma intraductal es la aparición de un bulto de un tamaño de 1 a 2 centímetros de ancho cerca del pezón. Pero hay que tener en cuenta que el tamaño del bulto depende del conducto donde se encuentre, lo que puede provocar que a veces que no se pueda notar. Otros síntomas del papiloma intraductal son el agrandamiento del seno y la secreción por el pezón de un líquido de color claro o sanguinolento. También se presentan molestias en los senos.  

Diagnóstico

Cuando la mujer nota los síntomas referidos anteriormente, debe acudir al médico para someterse a una revisión y confirmar si se está o no ante un papiloma intraductal. Por lo general, el especialista solicita una ecografía de mama para confirmar el diagnóstico. También se suele solicitar una biopsia de la mama para descartar el cáncer.

Cuando hay secreción del pezón, también se puede realizar un examen microscópico en busca de células con algún rasgo de malignidad. Se puede utilizar también un ductograma, que es un tipo de radiografía para determinar la causa que hay detrás de la secreción del pezón. Se realiza inyectando un medio de contraste en los conductos mamarios para que se puedan visualizar posteriormente por el médico con mayor facilidad.

Tratamiento del papiloma ductal

Para esta patología mamaria, el tratamiento estándar es la cirugía para extirpar el tumor y un segmento del conducto mamario donde se encuentra. Es decir, se realiza una lumpectomía, donde se extrae solamente la lesión y el tejido que la rodea, conservando la mama. La cirugía se realiza con anestesia general, en quirófano. Tras la intervención, tan sólo queda una pequeña herida de haber realizado la incisión, generalmente cerca del pezón. Si se hubieran descubierto durante el diagnóstico células cancerosas, se realizará un tratamiento adicional.

Una vez extirpado el papiloma, el pronóstico es bueno, aunque si se es menor de 35 años y se han extirpado varios papilomas puede existir un mayor riesgo de cáncer en el futuro.

Formas de prevención

No hay formas de prevenir este tipo de patología. Lo que facilita una detección temprana es acudir a las revisiones ginecológicas con regularidad para hacerse las pruebas en los senos.

Relacionado