HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00

La robótica revoluciona la cirugía de cáncer de cuello uterino

Virus del Papiloma Humano

Índice

El registro nacional ROBOCER, que consiste en el uso de la robótica en España sobre cáncer de cuello uterino, y que está liderado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el IDIBELL, ha presentado un estudio donde se recogen las ventajas de la cirugía robótica. El estudio recoge los datos de todos los casos de cáncer de cérvix operados con el robot Da Vinci en en España desde 2009.  Las conclusiones del estudio han sido publicadas por la prestigiosa revista científica Cancers en el mes de febrero.

Qué es el cáncer de cervix

El cáncer de cérvix, conocido como cáncer de cuello uterino o cáncer cervical, se origina en las células que revisten el cuello uterino, la parte inferior del útero (matriz). El cuello uterino conecta el cuerpo del útero con la vagina. El cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer sin control.

El cuello uterino está compuesto por dos partes y está cubierto con dos tipos diferentes de células.

  • El endocérvix es la abertura del cuello uterino que lleva hasta el útero, y que está cubierto de células glandulares.
  • El exocérvix (o ectocérvix) es la parte externa del cuello uterino que un médico puede observar durante un examen con espéculo (prueba del Papanicolau), y que está cubierto de células escamosas. 

El punto en el que estos dos tipos de células se encuentran en el cuello uterino se llama zona de transformación. La ubicación exacta de la zona de transformación cambia a medida que usted envejece y si da a luz. La mayoría de los cánceres de cuello uterino (cervicales) se originan en las células de la zona de transformación.​

Importancia del cáncer de cérvix o cuello uterino

El 4 de marzo es el Día Internacional de Concienciación sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH). La gran mayoría de las infecciones no causa ningún problema de salud, aunque en el cuerpo de las mujeres que no pueden combatir la infección viral, provoca el cáncer de cérvix o de cuello uterino.  De hecho, cada año se diagnostican en España unos 2.000 casos, y a nivel mundial representa la cuarta causa de muerte por tumores malignos en mujeres. 

Una de las opciones para el tratamiento de este cáncer ginecológico en fase inicial es la histerectomía radical. Para el estudio se usaron las 239 histerectomías radicales robóticas realizadas en la península entre 2009 y 2018 con el sistema Da Vinci, en un único registro nacional, al cuidado del grupo de investigación ROBOCER. 

El Dr. Jordi Ponce, jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB), y responsable de la línea de innovación de cirugía y robótica del IDIBELL, ha liderado este grupo compuesto por varios centros hospitalarios, como el Hospital Vall d’Hebron, el Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), el Hospital Clínico San Carlos (Madrid) y el Hospital Universitario  de Basurto (Bilbao), entre los más importantes. 

Qué es el robot Da Vinci

El sistema Quirúrgico Da Vinci es el instrumento quirúrgico más sofisticado existente. Es un robot esclavo, que obedece al cirujano a la vez que aumenta su capacidad para operar con precisión y destreza, reduciendo el temblor y proporcionando una visión excepcionalmente clara de la anatomía del paciente.

El cirujano opera sentado cómodamente en una consola manipulando los mandos del robot y obteniendo una visión tridimensional del interior del paciente.

En esta consola es posible además visualizar simultáneamente las pruebas de imagen que se realizaron antes de la cirugía, o la localización de las biopsias que resultaron positivas dentro de la próstata, para ayudar al cirujano a comprender mejor la anatomía de un tumor mientras lo opera. La consola permite también utilizar un sistema de fluorescencia que ayuda al cirujano a localizar los vasos sanguíneos, permitiendo reducir el sangrado durante las operaciones. La comodidad del cirujano durante la intervención evita la fatiga que afectaba a muchos cirujanos que operaban de pie en operaciones largas y complejas.

Estudio del grupo ROBOCER

De los datos registrados por ROBOCER, han resultado dos artículos que han sido publicados en la revista Cancers

En el primer artículo, se determinó los factores de recurrencia del cáncer de cérvix después de la cirugía quirúrgica, que representan poco menos de un 10% de los casos: tumores de grado 2 y 3, con un tamaño superior a 20 mm, de tipo adenocarcinoma, entre otros rasgos en común que tienen que ver con pruebas diagnósticas.  

En el segundo artículo el enfoque fue identificar los factores que influyen en los resultados oncológicos según la diferente práctica clínica entre centros hospitalarios.

Como conclusión, los hospitales con mejores resultados oncológicos se asocian a los que tienen un volumen más alto de cirujanos robóticas, pero también a un mayor número de pruebas preoperatorias, biopsias del ganglio centinela y mayor participación en ensayos clínicos. De hecho, el HUB es el centro hospitalario que más histerectomías con robot lleva a cabo en el Estado y ha aportado un gran número de casos al registro nacional. 

En paralelo, también se ha cumplido el objetivo de auditar los resultados oncológicos y quirúrgicos de las histerectomías radicales con robot. Precisamente, el grupo ha podido determinar que, en nuestro medio, el uso de la cirugía robótica permite superar los exigentes objetivos de calidad propuestos por la Sociedad Europea de Ginecología Oncológica (ESGO).

«La cirugía robótica se ha consolidado como un estándar y una forma más cuidadosa de operar, en comparación a otros procedimientos como la laparoscopia y, por descontado que la tradicional vía abierta», valora el Dr. Ponce, que añade: «el estudio del registro nacional ROBOCER pone de manifiesto los buenos resultados para el manejo del cáncer de cuello uterino. Ahora esperamos pronto poder extraer conclusiones del registro ROBOEND de datos sobre las cirujanas robóticas de los últimos cinco años para el tratamiento del cáncer de endometrio en España y Portugal».  La reciente incorporación de un tercer robot Da Vinci al bloque quirúrgico del HUB hará posible el incremento aún mayor de la actividad robótica en Ginecología en  nuestro centro.

Recientemente, el Servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Bellvitge ha sido reacreditado por la ESGO como centro de excelencia, formador de la subespecialidad europea de Ginecología Oncológica en un riguroso programa de fellows con título reconocido en toda Europa.

Relacionado