HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00
HORARIO DE NAVIDAD:
- MAÑANAS: 22,23,27,28,29,30 de DICIEMBRE Y 3, 4, 5 de ENERO
- TARDES: 28,29 de DICIEMBRE Y 4 de ENERO
PERMANECEREMOS CERRADOS LOS DÍAS 24 Y 31 de DICIEMBRE

¿Se pueden prevenir las causas que producen un aborto espontáneo?

aborto espontáneo

Índice

¿Qué es un aborto espontáneo? 

El aborto espontáneo se produce cuando un embrión o feto no son viables y su crecimiento se detiene, habitualmente antes de la semana 20 de embarazo. Un aborto espontáneo por lo general suele ocurrir temprano en el embarazo, durante las primeras siete semanas y el riesgo decrece tras la semana doce.

El aborto espontáneo no es nada malo, ni debe generar angustia ni culpabilidad. En el fondo es un mecanismo de defensa de la propia naturaleza frente a anomalías tan importantes, que hacen que el propio embrión detenga su viabilidad. Haber padecido un aborto no significa, en absoluto, que se vaya a repetir ni que se deban producir, necesariamente, problemas en futuras concepciones o gestaciones.

El aborto espontáneo suele ser un tema tabú para muchas personas, entre el 10 y el 20 por ciento de los embarazos conocidos terminan en un aborto espontáneo. Un porcentaje que probablemente sea mayor, ya que, muchos casos de abortos espontáneos ocurren en una etapa del embarazo tan temprana que la mujer gestante no llega a saber que estaba embarazada. La mitad de los embriones se detiene antes de que la mujer tenga el primer atraso menstrual y casi un 20% más se interrumpe durante el primer trimestre.

El equipo de expertos de Clínica Pedrosa, nos ponemos a vuestra disposición como centro especializado en ginecología y salud de la mujer, reproducción asistida y fertilidad, obstetricia y control del embarazo, cirugía y oncología ginecológica y patología mamaria, para responder las dudas e informarte sobre las causas de un aborto espontáneo, cuales son los factores de riesgo que aumenta las probabilidades y qué podemos hacer para cuidarnos. 

Tipo de aborto

Podemos distinguir entre distintos tipos de aborto según el momento en que se produce el aborto:

  • Aborto precoz. Cuando se produce antes de las 12 semanas de gestación.
  • Aborto tardío. Cuando ocurre a las 12 o más semanas de gestación.

Otra forma de clasificarlo sería:

  • Aborto retenido. Cuando el embrión o feto muere dentro del útero, quedando retenido durante un tiempo prolongado.
  • Aborto incompleto. Cuando no se eliminan todos los productos de la gestación.
  • Aborto completo. Cuando se eliminan todos los productos de la gestación 

Síntomas 

La mayoría de los síntomas de un aborto espontáneo se producen antes de la semana 12 del embarazo. Los signos mas comunes del aborto espontáneo son los siguientes:

  • Manchado o sangrado vaginal
  • Dolor o calambres en el abdomen o la parte inferior de la espalda
  • Fluidos o tejidos que salen por la vagina
  • Espasmos
  • Fiebre
  • Debilidad
  • Vómitos

No te alarmes por presentar alguno de los síntomas anteriores, ya que la mayoría de las mujeres pueden presentar estos síntomas los primeros meses de embarazo y no significar riesgo de aborto, pero igualmente se debe acudir al médico en caso de sospecha, sobre todo si existe un sangrado importante.  

Factores de riesgo  

Existen un conjunto de factores que aumentan el riesgo de presentar un aborto espontáneo, como son los siguientes:

  • La edad.
  • Abortos espontáneos anteriores.
  • Afecciones crónicas.
  • Problemas del útero o el cuello uterino.
  • Fumar y consumir alcohol y drogas ilegales.
  • El peso.
  • Estudios prenatales invasivos.

Causas de un aborto espontáneo

Como hemos comentado, la mayoría de los casos de aborto espontáneo ocurren porque el feto no se está desarrollando normalmente. Existen un conjunto de causas asociadas al aborto espontáneo como:

  • Falta o exceso de cromosomas. Con mucha frecuencia, los problemas cromosómicos son el resultado de errores que ocurren por casualidad a medida que el embrión se divide y crece, no de problemas heredados de los padres.
  • Afecciones de salud materna como la diabetes no controlada; infecciones; problemas hormonales; problemas del útero o del cuello uterino; enfermedad de la tiroides.
  • Exposición a las toxinas del ambiente
  • Problemas de la placenta, el cuello uterino o el útero
  • Problemas con el esperma del padre

Diagnóstico del aborto espontáneo

El especialista podrá saber si se ha producido un aborto espontáneo al realizar un examen de la pelvis. En el caso de que la cantidad del sangrado sea similar o superior a la de la menstruación suele indicar un problema e interrupción en el curso normal del embarazo.

El médico confirmará el diagnóstico a través de la ecografía (si es posible vaginal), que evidencia que el corazón del feto ha dejado de latir.

Tratamiento del aborto espontáneo

Cuando el aborto espontáneo se ha producido no se puede detener. El feto y el líquido amniótico deben ser expulsados. El tratamiento para los casos de abortos incompletos, el especialista podrá:

  • Esperar a que se expulsen por sí solos vía vaginal.
  • Administrar medicación para favorecer la expulsión si las condiciones y el ginecólogo los recomiendan.
  • Realizar una cirugía para extirpar los restos del embarazo si las indicaciones del médico lo determinan.

¿Qué podemos hacer para prevenir un aborto espontáneo?

Como hemos comentado el aborto espontáneo se produce por causas internas o difíciles de manejar, y no hay nada que puedas hacer para prevenir un aborto. Pero sí debes cuidar de tu salud y la de tu bebé para facilitar el desarrollo saludable durante el embarazo, como:

  • Acude a las citas de atención prenatal.
  • Evita los factores de riesgo ya mencionados como fumar, beber alcohol y consumir drogas ilegales.
  • Toma un complejo multivitamínico diario.
  • Limita el consumo de cafeína.
  • Si tienes una afección crónica, habla con tu ginecólogo para que pueda controlarla.
  • Evita los golpes en el abdomen.

 

 

 

Relacionado