HORARIO DE APERTURA EN CLÍNICA: LUNES-JUEVES: 8:00 - 21:00 Y VIERNES: 9:00-15:00
HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA: LUNES-JUEVES: 9:00 - 14:00 Y 16:00-20:00. VIERNES: 9:00-14:00
HORARIO DE NAVIDAD:
- MAÑANAS: 22,23,27,28,29,30 de DICIEMBRE Y 3, 4, 5 de ENERO
- TARDES: 28,29 de DICIEMBRE Y 4 de ENERO
PERMANECEREMOS CERRADOS LOS DÍAS 24 Y 31 de DICIEMBRE

Quistes mamarios:  tipos de tratamiento

Quistes mamarios:  tipos de tratamiento

Índice

¿Qué son los quistes mamarios?

Los quistes mamarios suelen ser característicos de mujeres a partir de los treinta años y en mujeres después de la menopausia. Los quistes son sacos llenos de líquido en el interior de la mama, los cuales en la mayoría de los casos no son cancerosos (benignos). Las mujeres con quistes mamarios pueden presentar uno o varios quistes mamarios en una o ambas mamas. Normalmente, son bultos redondos u ovalados con bordes distintos. Al tacto puede sentirse duro como un balón lleno de agua y otras veces firme.

En la mayoría de los casos los quistes mamarios no necesitan tratamiento, solo en los casos que sean grandes y dolorosos. En esos casos, extraer el líquido del quiste mamario puede aliviar los síntomas.

Síntomas

dolor quistes mamarios

Los quistes mamarios suelen ser asintomáticos, pero si aumentan de tamaño a causa de la distensión de la cápsula del quiste podría causar molestias y dolor (mastodinia). El conjunto de signos y síntomas característicos de la aparición de quistes mamarios son:

  • Palpar un bulto redondo u ovalado con bordes distintos y fácil de mover.
  • Observar secreción por el pezón o los pezones con aspecto transparente, color amarillento o marrón oscuro.
  • Tener dolor en la mama o sensibilidad en la zona.
  • Percibir un aumento en el tamaño del nódulo mamario, acompañado de sensibilidad en la mama justo antes de la menstruación.
  • Percibir disminución del tamaño del nódulo mamario.

Las mujeres con quistes mamarios no tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama, pero sí encontrar mayor dificultad para percibir nuevas formaciones de nódulos mamarios o cambios que requieran de una detección temprana.

Causas de los quistes mamarios

Los quistes mamarios se desarrollan a partir de la acumulación de líquido en el interior de las glándulas de las mamas. Los tipos de quistes mamarios, teniendo en cuenta su tamaño, se pueden dividir en dos:

  • Los microquistes son muy difíciles de detectar ya que son muy pequeños para percibirlos al tacto, pero sí se pueden observar con las pruebas de diagnóstico por imágenes (mamografía o ecografía).
  • Los macroquistes son más grandes para sentirlos, alcanzando un tamaño de hasta 1 o 2 pulgadas (de 2,5 a 5 cm) de diámetro. Este tipo de quistes mamarios con los que suelen ejercer presión sobre el tejido mamario y causar dolor.

Los especialistas coinciden en que se desconocen la causa de los quistes mamarios. Aunque se relacionan con los cambios hormonales de la menstruación. El exceso de estrógeno en el organismo estimula el tejido mamario, por lo que podría ser una de las causas directas del desarrollo de quistes mamarios.

Diagnóstico

quistes mamarios

Si detectas algún cambio en una o ambas mamas es importante que visites a tu médico o ginecólogo para que pueda analizar los síntomas e historia médica. El especialista realizará un examen mamario y una mamografía de diagnóstico o una ecografía mamaria. Con los resultados de las pruebas el médico podrá valorar la necesidad de un tratamiento de aspiración con aguja fina o recomendar una biopsia de mama. Las pruebas utilizadas para el diagnóstico de quistes mamarios pueden ser las siguientes:

Examen mamario

Mediante la palpación de la tumoración mamaria, el médico podrá observar si existe alguna otra anomalía en la mama. En la mayoría de los casos el médico necesitará realizar más pruebas para determinar si la tumoración mamaria es un quiste.

Ecografía de mama

La ecografía de mama nos ayuda a distinguir la composición de la tumoración mamaria. Cuando contiene líquido se trata de un quiste mamario, pero si la composición es de apariencia sólida probablemente sea un tumor no canceroso, aunque también las solidas podrían estar indicando un cáncer de mama. El médico podría solicitar una biopsia para distinguir el tipo de tumoración mamaria.

Aspiración con aguja fina

Es una de las pruebas utilizadas para el diagnóstico de los quistes mamarios, con la introducción de una aguja delgada se intenta extraer líquido. En algunos casos, la aspiración con aguja final se realiza junto con una ecografía para orientar la aguja hacia la ubicación exacta. En el caso de que saliera líquido y la tumoración mamaria desapareciese, el médico puede diagnosticar un quiste mamario en el mismo momento.

Tratamiento para los quistes mamarios

El tratamiento para los quistes dependerá de la composición de la tumoración. En los casos de quistes mamarios simples no es necesario seguir ningún tratamiento. Sin embargo, si el bulto persiste o cambia de tamaño con el tiempo es importante hacer un seguimiento con el especialista.  Los posibles tratamientos son:

Tratamiento de aspiración con aguja fina

Es una técnica que nos ayuda a diagnosticar y tratar un quiste mamario si el médico consigue absorber el líquido del quiste en el momento del diagnóstico, ya que desaparece el bulto en el pecho y los síntomas.

Es posible que, en algunos casos, la aspiración con aguja fina se tenga que volver a realizar más de una vez.  Son frecuentes los quistes nuevos o recurrentes. En el caso que los quistes mamaros persistieran en el tiempo durante dos o tres ciclos menstruales y aumenta de tamaño, visita al médico para que pueda volver a evaluar las características del quiste.

Tratamiento de hormonas

El uso de hormonas mediante anticonceptivos femeninos (orales) para regular los ciclos menstruales pueden ayudar a reducir la recurrencia de los quistes mamarios.

Tratamiento de cirugía

La necesidad de intervenir quirúrgicamente solo ocurre en circunstancias atípicas. Son casos atípicos aquellos en los que el quiste mamario reaparece una y otra vez, o en los quistes mamarios que contienen liquido con sangre o presenta síntomas preocupantes.

Relacionado