Labioplastia o ninfoplastia

Clínica Pedrosacirugía ginecológica

Labioplastia: cirugía y recuperación

¿Qué es la remodelación de la estética genital o labioplastia?

Se trata de un conjunto de técnicas quirúrgicas sobre la vulva y la vagina, que normalizan la estética genital y con ello mejoran la propia imagen corporal incluso facilitando la satisfacción funcional y sexual de las mujeres.

Las alteraciones en el aparato genital externo femenino pueden ocasionar determinados traumas sexuales y/o psicológicos, sentimientos de vergüenza e incluso dificultad en las relaciones sexuales.

En conjunto, todas estas alteraciones son mucho más frecuentes de lo que nos podemos imaginar y afectan a un gran número de mujeres que no saben que existe una respuesta para su problema.

Uno de los más frecuentes, especialmente afectando a mujeres muy jóvenes, es el exceso de volumen o longitud de los labios menores (internos) de la vulva, también llamados ninfas. De ahí que su corrección quirúrgica sea llamada labioplastia o ninfoplastia.

En Clínica Pedrosa nos preocupamos por cuidar de la salud integral de la mujer y por tanto también disponemos de la tecnología y el conocimiento para tratar estas anomalías en todos sus ámbitos.

LA PATOLOGÍA: Exceso de volumen de los labios menores

Labioplastia

Se desconoce la causa concreta, pero se sabe que existen varios factores que pueden favorecerla. Por su puesto existe un importante componente genético pero la falta de elasticidad y caída de los tejidos, aún propios del paso del tiempo y del envejecimiento, pueden favorecer claramente una distorsión de la estética de los labios de la vulva, mayores y menores. Es cada mujer la que debe sentirse cómoda e identificada con su propia imagen corporal y, ¿por qué no?, también la genital.

No es infrecuente encontrar mujeres que rechazan ciertas prácticas sexuales, debido al aspecto de sus genitales externos y se sienten incluso culpables por ello. Por otro lado, y desde nuestra experiencia, no es raro que mujeres adultas a partir de los 25 años nos cuenten como su virginidad depende de un problema de seguridad y autoestima por el tamaño de sus labios menores.

La labioplastia, también llamada plastia de ninfas (ninfoplastia), es un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo con el objetivo de corregir algunas anomalías congénitas de la vulva y mejorar, a su vez, el aspecto externo de los genitales externos femeninos, por supuesto sin afectar la sensibilidad de la zona, muy relevante en la sexualidad femenina. La primera intervención se realizó por Hodgkinson en 1983. Esta operación se llevaba a cabo solo para determinados pacientes, principalmente en niñas y adolescentes con hipertrofia de los labios menores de la vagina.

La labioplastia o ninfoplastia, es una operación sobre los genitales externos que consiste en la reducción quirúrgica de los labios menores y, algunas veces puede acompañarse de la reducción del prepucio del clítoris. En otras ocasiones y para mejorar aún más el resultado, se acompaña con una pequeña infiltración de ácido hialurónico para incrementar el volumen de labios mayores y con ello equilibrar completamente un óptimo resultado de la estética vulvar. Es un procedimiento indicado para pacientes con hipertrofia de labios menores cuando les repercute en una cierta incapacidad funcional y simplemente en una estética deficitaria.

LA TÉCNICA QUIRÚRGICA: Labioplastia o ninfoplastia

El objetivo de la intervención quirúrgica es eliminar el exceso de longitud o volumen de los labios menores.

Son muchas las técnicas que existen para llevar a cabo la labioplastía, tanto en el diseño de las líneas de corte como en los instrumentos utilizados (bisturí frío, tijera, láser o electrobisturí).

La labioplastia es un procedimiento sencillo de una duración de entre 30 y 60 minutos que se recomienda bajo una sedación anestésica.

La operación de labioplastia para la mayoría de los casos no requiere hospitalización. Durante las 48 horas siguientes a la operación se recomienda utilizar ropa cómoda y amplia para evitar los roces e irritaciones. Es habitual, encontrar la zona inflamada e incluso con pequeños hematomas. Para aliviar todas las molestias y la hinchazón después de la operación, se puede aplicar frío seco.

Durante ese tiempo deben evitarse movimientos o actividades deportivas que impliquen roce local de los labios genitales. Las molestias tras la operación varían de una paciente a otra y dependen del nivel de inflamación de la zona. Dicha inflamación puede provocar molestias a la hora de caminar, por lo que se recetan analgésicos y antiinflamatorios, para disminuir las molestias.

Preguntas frecuentes

¿En que consiste la primera consulta de labioplastia?

En la primera visita el ginecólogo realizará una evaluación del estado general de tu salud y evaluará tu caso individualizadamente, para asesorarte sobre la técnica quirúrgica más adecuada. Además de indicarte los cuidados previos a la cirugía ginecológica.

¿Para qué personas está indicada la labioplastia?

Para mujeres que les preocupa o quieren mejorar su aspecto genital. La labioplastia esta especialmente indicada en mujeres que presentan una deformidad en los labios de la vulva y esto les impide tener una vida sexual plena, realizar algunas actividades deportivas o llevar ropa ajustada en la zona íntima.

¿Podría tener relaciones sexuales normales después de la cirugía?

Por supuesto, pero después de respetar el tiempo de recuperación y haber mantenido los cuidados postoperatorios recomendados por el ginecólogo. En general, se aconseja no tener actividad sexual en las 3 o 4 semanas posteriores a la intervención.

¿Qué cuidados tengo que mantener tras la labioplastia?

Lo más importante es mantener una buena higiene de la zona genital. Para lavar la zona operada lo mejor es usar un jabón especial que te recomendará el médico. No se debe usar cualquier tipo de jabón o loción normal ya que pueden contener un PH que irrite la zona operada.

Después del lavado tendrá que secarse la zona intima con pequeños toquecitos de toalla o incluso con aire caliente (por ejemplo, con un secador de pelo a muy baja potencia)

Otro factor importante a tener en cuenta es la dieta.  Ésta debe ser equilibrada, rica en Vitamina C y antioxidantes para estimular la cicatrización. El empleo de antiinflamatorios y medicamentos para aliviar el dolor es necesario como parte de las medidas del postoperatorio. 

¿Cuándo podré reincorporarme a mi vida y trabajo habitual?

La reincorporación a la rutina laboral dependerá, lógicamente del tipo de trabajo. Si no requiere de grandes esfuerzos físicos ni roces en la zona genital, con un par de días de descanso puede ser más que suficiente.

¿Existen contraindicaciones para realizar la intervención de la labioplastia?

Estas cirugías no están indicadas para mujeres embarazadas o en estado de lactancia. Es recomendable evitar el periodo menstrual o si presentas heridas o infecciones en la zona.

Resumen
Labioplastia o ninfoplastia
Título
Labioplastia o ninfoplastia
Descripción
La labioplastia o ninfoplastia es un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo con el objetivo de corregir las anomalías congénitas de la vagina
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…